La fotografía desde tu mano

En un artículo anterior sobre la fotografía me dediqué a exponer el valor y potencial que pueden tener las fotografías tomadas con la cámara del celular. Es un recurso cada vez más popular y, dado su alcance, es una herramienta a la que se le puede sacar mucho provecho.

Espero que si lees este post o el arriba mencionado te animes a sacarle el jugo a las aplicaciones de la cámara de tu celular. Como nos gusta inspirarte, a continuación te presentamos  el trabajo de algunos fotógrafos venezolanos (profesionales y aficionados) que se han animado a compartir trabajos a partir de sus teléfonos.

  • El fotoperiodista Federico Parra tiene el blog Pauta Diaria. No lo actualiza desde hace un año, pero sus series sobre transporte público y sobre el Hipódromo La Rinconada merecen una visita, así como su registro de la Isla de Margarita y del Parque Nacional Yosemite, en California. Si les gustan, quizás se animen a escribirle para que suba más.
  • Gil Montaño es otro fotógrafo retirado de las lides del fotoperiodismo, lo cual lo ha llevado a una investigación más personal y sutil en torno a los objetivos que retrata. Su blog bien vale la pena unos minutos, donde además expone muy claramente las ventajas que tiene tomar fotos con el celular.
  • Iván González es fotoperiodista también, y tiene dos blogs donde explora temáticas específicas: Postales cuadradas, donde captura escenas mínimas de la ciudad y otros parajes, y Cromoinfantil, una investigación muy divertida sobre el mundo de los niños.
  • La cuenta de Instagram de Juan Toro es imperdible: detalles de la ciudad que se encuentra a su paso convertidos en piezas de gran valor estético. Fotografías divertidas y críticas llenas de poesía. Fibra pura.
  • La aficionada Gabriela Lara  tiene un trabajo muy hermoso. Su blog ofrece capturas de la cotidianidad llenas de sentimiento. Una manera de ver la ciudad llena de personalidad.
  • Octavio Sasso tiene un blog llamado Malos Retratos, donde personalidades de diversos ámbitos posan con caras de malos (sonríe, Eli). Un buen ejemplo de cómo un celular y un concepto pueden armar un producto interesante.
  • Olga Hernández es cocinera y tiene unas fotografías del Cerro Ávila que vale la pena revisar, así como sus reflexiones.
  • Paloma Azpúrua se ha dedicado a retratar –sin filtros- la belleza de los cielos venezolanos.

Toda lista es subjetiva, y con seguridad la de este artículo puede crecer. La idea es mostrarte que las posibilidades son infinitas, tanto como personas hay. Inspírate, confía en tu mirada, y de nuevo: ¡goza!



Deja tus comentarios aquí: