¿La gran lista de los deseos funciona para ti?

A medida que van pasando los días, las semanas y los meses, nos sumergimos en el mundo tecnológico del chat con los amigos, la TV, los vídeo juegos, los compromisos de trabajo, las tareas del hogar o de la universidad, algún curso o taller, las salidas con los amigos, y nuevamente centramos toda nuestra atención “afuera” en el exterior; permaneciendo alejados de nuestro mundo interior donde reside la fuerza maravillosa de la creación, que nos permite el latir de nuestro corazón y la respiración del aliento Divino, en pocas palabras: estar vivos.

Posteriormente, cuando va finalizando el año revisamos esa gran lista o simplemente ni siquiera la queremos recordar, porque ya tenemos una idea general de su cumplimiento. Esto para algunas personas genera una carga adicional de estrés en sus vidas y frustración.

También es verdad que algunas personas les funciona la lista, y en su gran mayoría se cumplen las metas y eso es grandioso, por lo que seguramente estas personas tuvieron la claridad de pensamiento, para colocar en la lista sólo aquellos deseos que reflejan la verdad de quienes son realmente.

Cuando no tenemos claridad en lo que realmente necesitamos, o para validar si alguna meta es de nosotros y no de alguien más, siempre es saludable hacernos preguntas que nos llevan a una profunda conexión con nuestro Ser interior, y desde allí podemos obtener una respuesta más confiable, sin condicionamientos de ningún tipo. Algunas de las preguntas son:

  • ¿Cuál esa cosa o actividad que no has hecho que realmente quieres hacer? ¿Qué te detiene?
  • Imagina que esa meta o deseo se te cumple hoy, en este momento. ¿Eso haría tu vida más apasionada y viva?
  • ¿Ese deseo o meta hace la diferencia entre estar vivo y estar viviendo de verdad?
  • ¿La manera en la que vives HOY te inspira?
  • ¿Qué cambios importantes estoy posponiendo y sé que son para mi bien?
  • ¿Qué puedo hacer más a menudo para ser más feliz?
  • ¿Cuál es mi manera favorita de sabotear mis metas?
  • ¿Qué regalos escondidos se encuentran en mi situación actual? Encuéntralos! Siempre hay regalos y encontrarlos te pueda dar la solución adecuada.
  • ¿Qué cosas estoy haciendo del mismo modo en que las hacía hace 10 años o menos, y cómo las transformaría para obtener resultados diferentes?
  • ¿Cuál es mi meta más grande este año y que tengo que hacer para que ésta se haga realidad?

Personalmente, ya dejé de hacer una lista de peticiones porque en mi caso noté que no estaban funcionando, simplemente me hago las preguntas adecuadas y me permito fluir con el momento presente, sin embargo, recuerda que lo que no funciona para unos puede funcionar para otros, ya que somos seres únicos e irrepetibles, conectados siendo UNO en la hermosa Creación de la Gran Inteligencia del Universo: DIOS.

Te deseo Felicidad! Con amor. Tai



Deja tus comentarios aquí: