La gran mitología homosexual

La verdad es que a mí me da mucha risa cuando oigo a la gente hablar sobre homosexualidad. Algunos sin ser homosexuales, hablan de ello como si fuesen todos unos expertos, cuando en realidad son unos reverendos ignorantes. Otros hablan con temor y casi susurrando por si alguien los escucha hablando de tan “controvertido tema”. Y otros tantos, hablan lo que han oído en otros, lo cual muchas veces cae en falsedades y mitos.

Pero de todas esas cosas, no hay algo que me de más risa, que oír a un zopenco preguntar a una pareja de hombres: ¿Y quién de ustedes es la mujer? – ¡WTF! 0_o -. Lo sé, no hay nada más escandalizante e incluso hasta ofensivo para un homosexual, que oír tales aberraciones por parte de gente que es poco menos que ignorante. Es por eso mis queridos guapos y guapas que hoy les traigo una pequeña lista con los mitos y verdades sobre la homosexualidad.

ADVERTENCIA: las siguientes líneas podrían contener verdades explícitas, así que si es fanático religioso, mormón recalcitrante, cristiano de hueso colorado, el Papa o sacerdote… descuide, de todas formas puede leerlo, así se volverá menos ignorante y abierto de mente jajajaja

MITO #1: A un homosexual le gustan todos los hombres que ve por la calle sean gays o no. Sin importar si es el novio de su hermana o de su amigo, el taxista heterosexual, su mejor amigo no gay o el vecino guapo con esposa e hijos. El siempre querrá con todos. Gente, créanme, si hay alguien selectivo a la hora de fijarse en un hombre, ese es un homosexual.

MITO #2: Un amigo gay es como tener una amiga íntima. ¿¡WHAT!? Independientemente de que haya hombres más afeminados que otros, es un error creer que por ser gay uno es la nueva amiga del grupo. Chicas por favor, no generalicen ni caigan en estereotipos. Somos AMIGOS HOMBRES.

MITO #3: Un chico gay siempre sabe todo sobre la moda femenina, maquillajes y tendencias. Falso, a menos que sea un chico que estudie diseño de modas o afines, pero no es un requisito para ser gay.

MITO #3: Todos los hombres que se arreglan y cuidan su apariencia física, segurito que son del otro bando. Jajajajaja, pues díganle eso a George Clooney o al Elvis. No todos los hombres que se cuidan son gays y no todos los gays cuidan su aspecto –ok, la mayoría sí lo hace, pero también hay unos muy cochinitos– de nuevo, no generalicen. Cuidarse no es solo de gays, es una cuestión de higiene y autoestima que todos deberían procurar.

MITO #4: En una relación homosexual, siempre hay uno que hace el papel de la mujer. No debemos confundir el rol de género con las preferencias sexuales. Si bien es cierto que en una relación uno de los dos suele ser más dominante que el otro, también es cierto que eso no significa que el otro actúe con menos hombría o virilidad.

MITO #5: Un homosexual es capaz de convertir a un heterosexual en gay. Chicos, por el amor del Señor, si no es contagioso. La capacidad de sacar el lado “gay” de algunos heterosexuales –cof cof, hetero-curiosos, cof cof– es directamente proporcional a la falta de decisión o definición del otro sujeto sobre sus preferencias y su grado de “curiosidad” por experimentar con un congénere.

MITO #6: Todos, pero todos toditos los homosexuales son super mega promiscuos. Es cierto que al ser hombre y gay se tiene más predisposición para tener sexo cuando se antoje, pero el disfrutar de una vida sexual activa, no nos convierte en promiscuos o de “moral distraída”. Les recuerdo además, que las ETS actualmente afectan más a la población heterosexual, así que ustedes dirán.

MITO #7: Todos los homosexuales son infieles. Pues yo veo a Sir Elton John muy feliz con su marido, y mira que son bien homosexuales ese par ¡eh! Ni todos los homosexuales son infieles y no todos los infieles son homosexuales.

MITO #8: Los hombres homofóbicos, segurito están bien adentro del clóset por eso son así. A ver, esto va para mis colegas de la comunidad. No chicos, no todos los homofóbicos son homosexuales, lo siento si ya se habían imaginado una remota oportunidad con ese morenazo sensual homófobo, pero no. La homofobia es una cuestión que tiene que ver con ideologías, educación, principios y valores humanos, no con preferencias ocultas. De lo contrario mi abuelo sería gay –aunque hubiera sido divertido jajaja.

Y después de disfrutar de esta pequeña y sabrosa clase sobre mitología homosexual, creo que han quedado desmitificadas algunas creencias –está por demás decir que absurdas– sobre lo que es ser homosexual.

Como siempre he dicho: ser homosexual no es caer en estereotipos y cánones, tampoco es para vivir con miedo. Ser homosexual es una muestra de que la diversidad existe en todo la creación del cosmos que no tiene límites, así que mientras tanto, hay que vivirlo y disfrutarlo, porque puede ser que en la próxima vida, no nos toque nacer homosexuales y eso sí que me da miedo jajajaja. ¡Muak!

 

 



Deja tus comentarios aquí: