La idea de vivir

  • Es un juego divertido si así lo pensamos. Vive la vida como la gran aventura que es. El tomarla muy en serio, amarga nuestros corazones.
  • Somos héroes de nosotros mismos, protagonistas especiales con luz propia y dones particulares por descubrir. Nuestro poder es infinito. Somos Dioses y Diosas en acción. Dejemos atrás nuestra versión de víctimas y reconozcámosla cada vez que quiera regresar, para que sepamos desde el amor apartarla.
  • Juguemos el juego conscientemente, cuando una jugada nos atasca el progreso, meditemos, es la mejor forma de desarrollar nuestro Yo Espiritual, el silencio nos conecta con nuestra parte espiritual. Escucha tu guía interior que todo lo sabe de ti y de tu plan en esta existencia.
  • Compartamos amor, apartemos el miedo, amémonos incondicionalmente.
  • Podemos sentir que avanzamos de nivel en el juego, quienes más veces interprete los mensajes y las lecciones que vinimos aprender en este plano, ningún niño se queda jugando el mismo nivel, querrá avanzar. Recordemos Quiénes Somos.
  • Si pensamos que todo es posible estará bien, si pensamos que todo es imposible también estará bien, de las dos formas creamos nuestra realidad.
  • Si la vida nos incomoda, no reaccionemos, detengámonos y revisemos. Seamos amables con nosotros mismos en la revisión, franqueza y transparencia es clave.
  • Practiquemos el amor, la compasión, evitemos las quejas, las autocriticas y las críticas a los demás también.
  • Respira profundamente, la respiración es lo único que no te puede faltar para vivir, lo demás es un invento del sistema por la densidad del plano en el que vivimos.
  • Como es arriba es abajo, como es afuera es adentro. Como vemos nuestro exterior, así somos internamente. Tenemos el poder de transformarnos.
  • Si hay ruido externamente, está sucediendo internamente.
  • Lo que nos molesta del otro, está en nosotros y ha venido a mostrárnoslo. Agradezcamos esos preciosos maestros y maestras. Verdaderos espejos.
  • Nuestro verdadero problema, el de la humanidad, es la ausencia del amor, insisto, recordemos quiénes somos.
  • Puedes volar desde tu Ser Espiritual, cuando nos liberemos de nuestras cadenas ancestrales, de las cadenas impuestas por el sistema actual, de los falsas definiciones y creencias, habremos cumplido. Tengamos valor y superemos nuestros patrones limitantes.
  • Alimentemos más nuestro niño interior, donde hay inocencia, pureza, hay grandes posibilidades y sorpresas. El Ego poco a poco apartémoslo, nos impide la espiritualidad, cuando este alineado con el espíritu notaremos que sirve de mucho, mientras tanto, nos mantiene en un mundo ilusorio. El ego es complicación, el niño interior es sencillez.


Deja tus comentarios aquí: