La importancia del agradecimiento en tu vida

La importancia del agradecimiento en tu vida

Se puede decir que el agradecimiento es ese sentir que cada persona experimenta cuando valora algún beneficio o algún favor que alguien más le ha hecho. También es sentir bienestar cuando suceden cosas en nuestras vidas y percibimos que es el universo que ha conspirado para que pase.

Al agradecer al universo podemos estar activando energías positivas en nuestras vidas. La gratitud tiene un gran poder, ya que puede transformarse en abundancia tanto material como espiritual.

Cuando somos agradecidos con lo que tenemos y con todo lo que llega a nuestras vidas, tenemos la capacidad natural de atraer experiencias positivas, buenas personas, tener éxito y todo aquello que nos haga estar bien.

¿Por qué el agradecimiento funciona?

Nunca será posible atraer bienestar a tu vida si no te sientes satisfecho con todo aquello que tienes en la actualidad. Por ello el agradecimiento es necesario; es importante para poder estar en sintonía con las cosas positivas que la vida puede ofrecerte.

El agradecer al universo puede ser una de las cosas más importantes en tu vida, ya que si solo tienes pensamientos negativos, justamente situaciones negativas y cosas que te hagan sentir insatisfacción y descontento son las que atraerás.

La gratitud nace de manera espontánea cuando nos sentimos felices. Quizás hayas notado que cuando te sientes agradecido, la felicidad es el primer sentimiento que aparece. Incluso, se dice que las personas que practican el agradecimiento aprovechan al máximo su vida y también pueden vivir mucho tiempo más que las otras.

También nos abre las puertas a la abundancia y a la prosperidad. Cuando damos estamos activando la gratitud; si te detienes a pensar, notarás que has recibido mucho más de lo que das.

Por ello, es importante que pongas en práctica el agradecimiento. Da las gracias cada noche por el día que viviste, las cosas que te pasaron, por tu salud por tu familia, por tu trabajo, por todo lo que tienes; al levantarte también sé agradecido por el nuevo día que comienzas. De esta manera, verás cómo el universo empieza a conspirar para que todas las cosas buenas lleguen hasta tu vida. Cuando practicas la gratitud a diario, retribuyes un poco todo lo que te sucede. Ten en cuenta que el único exceso recomendable en esta vida es el exceso de gratitud.

Beneficios del agradecimiento

● Trae felicidad: Por más difícil que parezca, el agradecimiento atrae la felicidad. Muchas personas agradecidas pueden confirmarlo, y es que el ser feliz no solo se halla en las cosas materiales que tengamos, en las riquezas o en conseguir eso que tanto deseamos. La verdadera felicidad viene cuando damos las gracias por lo poco o mucho que tenemos.

Para experimentar esta felicidad, debes enfocar tu mente en todo lo que tienes y no en aquello que te falta. Agradece porque tus necesidades de cada día están siendo cubiertas y vive en el presente. Dejar de ver lo que te falta te hará sentir feliz. Agradece siempre por cada logro por más pequeño que parezca. Prémiate, celebra cada mínima meta que alcances; toma todo como un regalo que te da la vida.

Visualiza todo lo que has logrado y que te ha llevado a ser quien eres hoy en día, los obstáculos que has superado, los valores que te enseñaron, las habilidades y destrezas que has adquirido… agradece todo.

● Beneficia a otros también: Esto puedes evidenciarlo cuando alguien te agradece por algo; sentirás una satisfacción y bienestar por haberle brindado ayuda o por cualquier cosa que hayas hecho por esa persona.

Esto también lo sienten otros cuando les agradeces las cosas que hacen por ti. Notaras que el agradecimiento es un transporte de bienestar y de alegría. Una persona agradecida es más feliz, es capaz de bendecir a quienes les rodean cuando les agradece. Si todos lo practicaran, el mundo sería mejor de lo que ya es.

● Fortalece las relaciones: Al beneficiar a otros, las relaciones se fortalecerán al máximo. Si eres agradecido, las personas van a querer estar contigo, incluso puedes verte más interesante para muchos. Recuerda que cada cosa positiva que ocurre en tu vida y que recibes es un regalo. No esperes nada a cambio y todo lo bueno llegará a ti, siempre y cuando hagas las cosas con el corazón.

● Mantén una actitud positiva: Aprende a ver el lado bueno de las cosas. Quizás no todo lo que te ocurra sea positivo, pero piensa en lo que eso te va a enseñar. Busca un plan B, ten en cuenta tu capacidad de enfrentar las situaciones adversas, de hacerle frente a tus miedos y sigue adelante. Cuando el agradecimiento está en tu corazón, puedes ver mejor las cosas, visualizar ese ángulo positivo que tienen y mantener una actitud acorde. Aprende a ver el vaso medio lleno y la luz del sol a través de las nubes grises.

● Te vuelves más consciente de lo que pasa a tu alrededor: Cuando eres una persona agradecida puedes ver cosas que otros no ven, incluso podrás notar cómo las cosas positivas llegan a tu vida una tras otra. Cuando agradeces eres consciente de todo el bienestar que es atraído hacia tu vida, y esto hace que lleguen muchas cosas más, porque al saber lo que ocurre en tu vida, puedes aprovechar al máximo cada oportunidad y dar los pasos necesarios para alcanzarlas.

La vida es maravillosa, solo tienes que agradecer lo que tienes, ir tras lo que quieres, sin dañar a otros, siempre desde la humildad, el bienestar y la positividad. Con la gratitud puedes transformar tu vida, convertir lo más pequeño en algo grande, atraer personas buenas a tu vida, mejorar todo aquello que lo requiera en tu entorno y, sobre todo, ser feliz y hacer felices a las personas que amas.

Recuerda siempre que cada circunstancia por muy difícil que parezca, tiene un lado positivo, solo debes aprender a verlo y compartir todo lo bueno que hay en tu corazón.

Imagen de Avi Chomotovski en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: