La importancia del Perdón

Lamentablemente en algún momento de nuestra vida todos hemos sido heridos por alguna persona o por una situación. Tal vez nos trataron mal, defraudaron nuestra confianza o nuestro corazón fue  herido. Pero aunque el dolor que podemos sentir en nuestro corazón es normal, no podemos permitir que éste siga ahí, provocando sentimientos negativos cada vez que pensamos en lo sucedido o en la persona que lo causó. Sin darnos cuenta, lo que estamos haciendo es revivir, una y otra vez, aquello que nos hirió y se nos hace mucho más difícil dejarlo ir. Estamos dándole fuerza y alimentando esos sentimientos negativos, de rencor y venganza y nos hace ser infelices.

Uno de los mensajes que los ángeles me traen con frecuencia es que gran parte de lo que no nos deja  alcanzar la paz en nuestros corazones es la falta de perdón y de permitirnos dejar ir. Ellos ven la ira, la rabia, el dolor y sufrimiento que cargamos con nosotros por situaciones que nos han ocurrido en nuestra vida, y es su mayor deseo ayudarnos a ser libres.

El arcángel Miguel nos dice que es importante que sepamos que perdonar no significa borrar el pasado ni olvidar lo que ha sucedido. Perdonar es diferente a decir, «está bien, tu tenías razón y yo no».  El perdón es simplemente una manera de liberar nuestro espíritu y convertirnos en el ser ilimitado que somos en realidad.

Cuando los ángeles me traen mensajes para personas que necesitan perdonar o dejar ir una situación, con frecuencia me muestran una imagen de la persona como si fuera un gran globo de aire caliente con pesos o lastre a los lados que no le permiten volar libremente. Los ángeles nos dicen que necesitamos deshacernos de esos pesos que nos mantienen volando bajito. Al soltarlos vamos a poder volar más alto y ¡ser libres!

No podemos cambiar el pasado, pero sí podemos cambiar nuestro presente para tener un mejor futuro!  El día de hoy debemos dar un paso al frente y tomar la decisión de amarnos a nosotros mismos… dejando ir aquello que nos ha causado y aún continúa causando dolor en nuestros corazones.

Para ello debemos tener en cuenta lo siguiente:

Entender que perdonar es un proceso que puede tomar tiempo.  Pensemos que muy posiblemente llevemos cargando con este sentimiento desde hace muchos años, así que es normal que el proceso de perdonar no sea inmediato. Pero poco a poco podemos lograrlo.  Tenemos que ser amorosos y pacientes con nosotros mismos.

Reconocer que el dolor, la ira o el rencor que se siente no es positivo, y ya es hora de dejarlo ir!

Comprometerse a cambiar de actitud! Darse cuenta que lo que sucedió en el pasado, ya sucedió y no se puede cambiar. Que no es algo que está sucediendo ahora, excepto en tu mente, y que está causándote infelicidad y estrés, y posiblemente hasta dolores físicos (dolores de espalda, de cuello, de cabeza).

Cambiar nuestro punto de enfoque. Cambia tu enfoque y en lugar de pensar sólo en el pasado, trae tu atención al presente. ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Qué alegrías tienes o puedes encontrar en tu vida en estos momentos? Piensa en todas aquellas cosas que te traen alegría a tu vida. Disfruta de tu vida y de las cosas buenas que están a tu alrededor.  Deja de revivir el pasado.

Los ángeles desean ayudarnos en este proceso. Llama a tus ángeles de la guarda y al arcángel Ragüel, él nos ayuda a traer armonía en las relaciones; Rafael y Jeremiel, para ayudarnos a sanar nuestras emociones; Jofiel, para que cambie nuestros pensamientos negativos (basados en el pasado y en lo sucedido) por pensamientos positivos (basados en amor), y ellos gustosamente responderán a tu llamado.

Permíteles a los ángeles ayudarte a aligerar tu carga. Ellos con gran compasión e infinito amor incondicional sanarán tu corazón.

Muchas bendiciones de angelitos para ti.



Deja tus comentarios aquí: