La importancia emocional de la gratitud

La gratitud es la virtud de reconocer los regalos recibidos y tratar de corresponderla con palabras y gestos. Es conectarte con todo lo bueno que te está sucediendo. Reconocer las bendiciones que recibes en tu vida y valorar el apoyo que te dan otras personas.

Agradecer genera emociones positivas. Proporciona felicidad tanto a quien la da como a quien la recibe. La palabra GRACIAS tiene una alta vibración y es una de las más importantes expresiones de amor. Cuando agradeces sientes que tienes abundancia, sientes que recibes. Cuando te agradecen sientes que has hecho bien. Agradecer constantemente es vivir en el presente. En el momento en que comienzas a agradecer, enfocas tu mente en lo positivo y la alejas de los pensamientos negativos.

Haz del agradecimiento un ritual. Levantarte cada mañana dando gracias te dará entusiasmo para comenzar el día. Comienza por agradecer cada detalle en tu vida y las personas que te rodean. Agradece hasta las dificultades porque te ayudan a conocerte más y a crecer. Agradece las virtudes de otros, fortalece tus relaciones.

Agradece todo lo que has recibido en tu vida hasta ahora. Lo que estás recibiendo hoy y todo lo que está por llegar a tu vida para que se manifieste.

Da las gracias por tu existencia y te sentirás vivo. Da las gracias por todo lo que tienes y te sentirás abundante.

Piensa por un momento: ¿Qué agradeces hoy en tu vida? Haz tu inventario de agradecimiento.



Deja tus comentarios aquí: