La inteligencia emocional en el amor

La inteligencia emocional es una competencia personal indiscutible que permite la interacción con los demás, gestionar las emociones y adquirir la capacidad de reconocer sentimientos, pensamientos y tomar decisiones más acertadas. Es importante recalcar que la inteligencia emocional en el amor es un trabajo permanente que realizamos tanto estando solteros como en pareja, sin importar los años que llevemos juntos.

Cuando aceptes tus imperfecciones, sentirás una paz y serenidad que rara vez sienten aquellos que no se dan tregua en la vida. Pasamos muchísimas épocas en las que descuidamos nuestras necesidades afectivas. Ofendemos o incluso herimos a nuestros seres amados. Debemos ser lo suficientemente humildes para aprender de nuestras transgresiones. Por supuesto que debes aceptar las responsabilidades de tus actos. Sin embargo, no caigas en la trampa de los remordimientos. Lo mejor que podemos hacer es reparar cualquier daño y seguir adelante. Y trata de no incurrir en la misma falta nuevamente.

Es excelente que trabajes para mejorar el control de tus emociones, pero no seas tan inflexible. Ten presente que la vida real no es como las películas que vemos. El proceso de crecimiento lo logramos con un sano compromiso con nuestros valores y proyectos de vida.

Todas las emociones cumplen con una finalidad que apunta a proteger a la persona, a preservar su integridad emocional, y el amor no escapa a esta regla. Aunque sus efectos pueden ser vividos como inquietantes o dolorosos, su objetivo es promover un estado de satisfacción y bienestar. Puedes usar tu energía para superar las limitaciones imaginarias en el ámbito emocional y amoroso.

Nunca más mirarás a otra persona que parece tener éxito en el amor y pensarás con envidia: “tiene una vida fabulosa”. Estarás muy ocupada u ocupado construyendo y viviendo tu propia vida llena de magia y encanto. Esto implica el autoconocimiento de nuestras cualidades y aspectos oscuros inconscientes que pueden influir en la manera que experimentamos una relación de pareja. Se dice que “el amor es ciego, sordo y… tonto”, porque es uno de los sentimientos que genera más emociones; “por la confusión de los sentimientos se reconoce al amor”, que definitivamente más afecta la vida y desempeño de las personas. El amor es un tema complejo y siempre genera susceptibilidades.

¿Cómo aplicamos la inteligencia emocional en el amor? Podemos quejarnos y pedir a Dios todopoderoso y al universo el poder encontrar un amor de verdad. Sin embargo, si no estamos preparados para involucrarnos en el amor de pareja, es difícil que sostengamos una relación adulta y gratificante. Además, podemos caer en la tentación de involucrarnos sentimentalmente con personas manipuladoras, negativas, complicadas e histéricas que refuercen nuestra sensación de enojo y frustración frente al amor.

Existen siete aspectos de la inteligencia emocional en el amor que nos ayudan a volvernos personas conscientes para poder atraer a nuestra vida a excelentes persona. Además, pueden trabajarse tanto en forma individual como en pareja. Su trabajo puede asegurarnos que estemos preparados para vivir un amor verdadero, adulto y placentero de manera perfecta y en una sintonía similar con las que podamos construir una relación sana y amorosa. Estos son:

  • Cuanto más balanceamos nuestra vida y cultivamos diversos intereses nos volvemos personas más vitales y atractivas. También somos personas que podemos estudiar, trabajar, ejercer diferentes roles como el de hijos, hermanos y padres. Además, hacer deportes y tener hobbies. Si no balanceas tu vida, es probable que te vuelvas un vampiro energético de tu pareja y eso asfixia el vínculo amoroso.
  • Madurez significa estar receptivo a escuchar, respetar y alentar un crecimiento en tu conciencia para volverte más sabio, atento y despierto. Implica capacidad para asumir tus errores, observar tus aspectos oscuros y hacerte responsable de ellos. Las relaciones de pareja complicadas, agresivas y complejas suelen darse porque sus miembros son inmaduros.
  • El autoconocimiento implica darnos cuenta de los mandatos y modelos familiares que podemos cargar en nuestro inconsciente que, sin darnos cuenta, nos impiden vivir un amor verdadero y saludable con otra persona. Significa estar consciente de tus muchísimas cualidades, valores y aspectos negativos de tu personalidad. ¿Eres consciente de tus cualidades y dificultades en relación al amor? ¿Cómo crees que afectan tus modelos familiares en tu capacidad de experimentar una relación de pareja? Cuando no somos conscientes de esto podemos involucrarnos con personas que nos maltraten psicológicamente, nos desvaloricen y nos desprecien.
  • Trabajar tu calidad energética potencia la ley de la atracción, que puede ayudarte a convocar personas con energía y compromiso similar. Todos poseemos un aura o campo energético alrededor de nuestro cuerpo. El concepto de trabajar tu energía significa comprometerte en practicar actividades que ayuden a elevar tu aura, como puede ser el yoga, la meditación, el deporte o la danza, por citar algunos casos. Cuantas más actividades placenteras realicemos, mayor será la intensidad de este campo, lo cual nos torna en personas más radiantes, saludables y resistentes al estrés. ¿Qué actividades practicas para aumentar tu campo energético?
  • Aprender a disfrutar, recibir y dar placer sexual va creando una química que es esencial para sostener el amor. Así crearás una energía que será muy atractiva para tu vida y tu relación de pareja. Así conectamos con el placer sexual con nosotros mismos y de nuestra pareja.
  • Comunicar es necesario para poder construir una relación de amor sólido y duradero. Para generar un amor adulto necesitamos conversar, escuchar y expresar lo que sentimos y pensamos. Este aspecto suele escasear en el 70 % de las parejas; por esa razón se observan muchísimos conflictos, divorcios tóxicos o relaciones de pareja caóticas.
  • Generosidad es procurar dar a otro a fin de que pueda crecer y experimentar abundancia. Desde este modelo, procuro encontrar una pareja para darle y brindarle amor, en vez de esperar que me saque de mi dolor y soledad. Cuando estamos en pareja, ser generoso con el otro significa procurar y estimular que crezca y se sienta feliz. Esto significa el modelo ganar-ganar, donde ambos salen ganando.

Cuando dos personas solitarias e infelices se juntan es bastante probable que sean infinitamente desdichados.



Deja tus comentarios aquí: