La Juventud con Actitud

La Juventud con Actitud

La Juventud es, según la definición del DRAE, “Período de la vida humana que precede inmediatamente a la madurez.” Y es cierto, todos somos jóvenes en algún momento de nuestras vidas. Pero les pregunto, ¿la juventud es una cuestión de edad o es más bien una actitud? Por supuesto es una cuestión de edad, pues en la vida biológica hay unas edades en las que la Juventud es y puede ser la etapa mas feliz de la vida de una persona. Pero, pasada esa etapa, llega otra, que nos durará por la mayor parte de nuestras vidas, y esa es la etapa de la madurez.

Mucho hemos escrito en este Blog sobre estas etapas de la vida. Lo mas importante es no dejarnos arrastrar por la rutina y para ello hay una serie de antídotos como son la curiosidad, la creatividad, la apertura de nuestras mentes, la lectura, los viajes, la búsqueda del conocimiento y un sinfín de cosas que a lo largo de la vida vamos descubriendo. Y parte de ello es precisamente la actitud que tengamos ante la vida. Por eso no solo celebro el día de la Juventud (que se celebra en Venezuela todos los años el 12 de febrero), sino que celebro el Día de la Juventud con Actitud

No es que no se cumplan años pues mas bien espero que todos cumplamos muchos, muchos años. La cuestión es que, si los vamos a cumplir, que sean años con actitud. Y es que para mi la juventud es sinónimo de eso, de tener una actitud positiva ante la vida; por lo tanto, la juventud es una cuestión de actitud.

La actitud en algo intrínseco, que está en cada uno de nosotros y parte de ser felices en la vida es siempre tener una correcta actitud. Lo vemos todos los días en la gente que es feliz, sin importar el entorno, la gente que está alegre a pesar de las circunstancias y, en especial, en esas personas que por una razón o por otra nos alegran la vida y nos la hacen feliz. Esas son el tipo de personas con quien debemos reunirnos y de quienes debemos rodearnos. 

Debemos poder cambiar, modelar, y mejorar continuamente para ser más felices. Por ello, como dice Paloma García Riera y Mijares en su artículo Mis conversaciones con Adelina, “cómo nos tomamos las cosas depende, exclusivamente, de cada uno de nosotros, no de los demás”.

No podemos cambiar la velocidad con la que transcurren los días, meses o años, que al parecer van cada vez más rápido. No podemos detener el avance de la ciencia ni de la tecnología; tampoco detener el paso del tiempo en nuestro cuerpo, las arrugas en nuestra cara o el sentir de nuestro corazón. Pero si podemos decidir cambiar nuestra actitud y tener esa actitud positiva de la que tanto les he hablado, todos los días. Y, para ello, lo que sí podemos y debemos hacer, es ver las cosas desde el punto de vista positivo, desde ese lado en que todo suma y nos deja alguna bonita lección, algo nuevo que podemos implementar o una buena experiencia que podemos compartir.  Es, en otras palabras, vivir el presente que hoy tenemos con una mejor actitud. 

Tengo un amigo que dice que es un joven con canas en la barba; conozco una señora a quien respeto y admiro mucho que ya a sus 70+ años tiene una actitud realmente increíble. Para mí, mi mamá es un modelo a seguir, ya a sus 82 años, pues siempre me va a hablar de lo que está leyendo, investigando, indagando o sobre lo que esta escribiendo. Es una ávida enamorada de las bibliotecas y no hay nada que mas le guste que pasar una tarde metida entre libros en una librería, no importa si son libros nuevos o mejor aún, libros viejos, con significado; una de sus cualidades siempre ha sido su infinita curiosidad por las cosas. Y así como ella, muchos son los modelos de las personas que nos sirven de inspiración todos los días. 

Juan Luis Cebrián, fundador del diario El País de Madrid, era -como nos dice Javier Valenzuela en un artículo publicado en dicho periódico en mayo de 2003, “un maduro precoz”. La juventud, dijo Cebrián, es «una mirada sobre la vida»; y nos complementa Valenzuela, es “una mirada que sigue sorprendiéndose, ilusionándose o indignándose, que sigue creyendo que los cambios son necesarios y posibles.”

Alguien dijo una vez, lo bueno de la vida es que son muchas vidas. Estas son las vivencias y experiencias que vivimos, sentimos y aprovechamos. Son los momentos felices que pasamos, son las bellas historias que hoy contamos. Pero para ello debemos tener siempre esa gran actitud, y ojala que siempre sea una actitud positiva. Lo importante no es que la juventud se nos vaya sin habernos dado cuenta. Por el contrario, lo importante es que la juventud siga con nosotros durante toda la vida. Que llegue en los momentos en los que decidamos afrontar la vida con decisión y optimismo, cuando decidamos cambiar siempre para mejor, cuando queramos ver la vida con optimismo y sobre todo cuando decidamos nosotros mismos (si es una decisión individual y personal), ser verdaderamente felices. A veces tarda en darnos cuenta de que podemos seguir siendo jóvenes cuando queramos, pero, si somos conscientes, puede durar toda la vida. La cosa está en saber acumular juventud, no importa cuántos años de vida vayan pasando. Ashley Montagu, científico ingles del siglo pasado, dijo en una ocasión, “The idea is to die young as late as possible.” 

Para finalizar esta entrega, recordemos las palabras de Henry Ford: “Cualquiera que deja de aprender es viejo, ya sea a los veinte o a los ochenta. Cualquiera que sigue aprendiendo se mantiene joven. Lo mejor en la vida es mantener la mente joven.” Por eso la actitud positiva es una habilidad de confianza en uno mismo, y la confianza en uno mismo es una de las habilidades más importantes para la vida. Y esa actitud que tengamos en la forma de actuar, de cómo pensar sobre las cosas, o en la forma en la que reaccionemos ante diferentes situaciones y personas, será la que nos de nuestra mejor visión del mundo. Por ello siempre recordemos que el tener una actitud positiva significa encontrar el lado bueno de las cosas y comportarnos de una manera que demuestre que siempre estaremos dispuestos a hacer un mayor esfuerzo. 

Eso es lo que yo llamo Juventud con Actitud. 

Foto creado por wayhomestudio – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: