La maestra más paciente…

¿Cuántas personas conoces que han tenido la misma pareja pero con distinto nombre?, ¿Cuantas veces has sufrido por los mismos problemas en distintas presentaciones/contextos/ambientes?

La vida nos grita que debemos aprender algo, nos insiste en presentarnos la lección, de nosotros depende ser buenos alumnos y terminar por aceptar qué es eso que haremos diferente, qué probáremos o definitivamente no vamos a hacer.

Para ser mejores alumnos solo basta con hacernos estas tres preguntas:La maestra mas paciente

1. ¿En qué otro momento te ha sucedido esto que hoy te aqueja?

Puede ser algo similar o bien alguna situación que contenga los mismos elementos. Por ejemplo, pudiera ser que hoy atravieses un problema económico debido a que confiaste demasiado y en el pasado has sufrido un problema de pareja por exactamente la misma razón.

2.- ¿Qué puedes aprender de este nuevo hallazgo?

Aquí vale preguntarse cuáles son aquellas cosas que podemos aprender, entender y modificar para obtener un resultado distinto y más satisfactorio. Puedes fantasear, soñar con distintas opciones, como sí pudieras de verdad cambiar el pasado., analiza las distintas posibilidades.

3.- Una vez que sabes qué es lo que puedes aprender, ¿Qué tan bueno sería implementarlo?

Esto en algunas corrientes de psicología se llama chequeo ecológico, en esta parte deberás tener cuidado con la forma en que estos cambios afectarían otras partes de tu vida. Por ejemplo, pudiera ser que al ser menos confiado(a) tengas menos problemas de ese tipo, lo cual de inicio puede soñar alentador, sin embargo pudiera haber otras circunstancias en las que esta cualidad de confiar te hace tener éxito. Es cuestión de encontrar el equilibrio e incorporar este nuevo aprendizaje de la mejor manera.

Estas tres preguntas son fundamentales para volvernos mejores alumnos de la escuela de la vida y permitirle a esa paciente maestra avanzar os a la siguiente lección, donde seremos una mejor versión de nosotros mismos.



Deja tus comentarios aquí: