La multitudinaria celebración de la Kumbha Mela

Cada doce años, en la India tiene lugar la que ha sido denominada como «la reunión de seres humanos con un mismo propósito, más populosa del mundo». Se trata del festival hindú de la Kumbha Mela, en el que millones de personas se congregan a lo largo de casi dos meses en la ciudad de Allahabad, al norte de la India. En la última celebración, en el año 2001, se calcula que hubo unas 70 millones de personas.

En enero y febrero 2013, la festividad volverá a su máximo esplendor. Esta docena de años de pausa se explica por una mezcla de específicas combinaciones planetarias con relatos histórico-mitológicos no siempre fáciles de rastrear. Además de este cíclico intervalo, que hace más apetecible no perderse la oportunidad de asistir a la festividad, hay otros hechos que hacen de la Kumbha Mela un evento incomparable que vale la pena experimentar y conocer.

Por un lado, la mayoría de santos, ascetas, monjes y yoguis de la India se congregan en ese punto geográfico durante casi dos meses. Asimismo, llegan en millares los Nagas, ascetas desnudos con el cuerpo cubierto sólo de cenizas que, por lo general, viven en reclusión, fuera de la vista pública.

Por otra parte, en la ciudad de Allahabad se encuentra la confluencia de los dos ríos más sagrados de la India: el Ganges y el Yamuna. Para un hindú, bañarse en esas aguas es el gesto más piadoso y redentor al que pueden aspirar y, por tanto, llegan en millones.

Kumbh-Mela

Durante el tiempo que dura la celebración se construye una ciudad temporaria, hecha de tiendas de campaña, de decenas de kilómetros cuadrados en las orillas de la conjunción de los dos ríos sagrados. Unas tierras que en las épocas de lluvias están anegadas. En esa gran ciudad-campamento residen durante dos meses santos, peregrinos, ascetas, policías, charlatanes, carteristas, barberos, turistas y yoguis.

En el que será mi séptimo peregrinaje a la India, mi plan es permanecer en la Kumbha Mela por unas dos semanas, alojado con diferentes organizaciones espirituales, en un viaje investigativo-espiritual del que surgirá un libro sobre el tema, del que hay escasa bibliografía en español. Para financiar este plan, he creado un proyecto de mecenazgo colectivo en la plataforma española Lánzanos, con el nombre La celebración espiritual más grande del mundo.

Al apoyar este proyecto, recibirás las recompensas correspondientes, que puedes ver aquí. Además de las retribuciones ‘materiales’, al apoyar el proyecto estás contribuyendo a una empresa espiritual.

Se puede donar dinero desde cualquier país. Puedes hacerlo aquí.

Imágenes tomadas de

retirodeluces.blogspot.com
expedientecopernicus.blogspot.com



Deja tus comentarios aquí: