La necesidad impulsa la innovación

El reciclaje de plásticos es prácticamente inexistente en la mayoría de los países en desarrollo. Al no existir la infraestructura para reciclarlos, estos terminan en los vertederos o son quemados soltando gases tóxicos al ambiente. Curiosamente es en estos lugares, los más desfavorecidos del planeta, en donde han surgido una gran cantidad de proyectos comunitarios en torno al reciclaje de plásticos.

En momentos de crisis el ser humano consigue innovar y utiliza su creatividad al máximo. Estas burbujas de creatividad humanas surgen de la gente común (grass roots movements) completamente independientes de los gobiernos

bags-revolt4

Algunos ejemplos maravillosos son las casas y escuelas que se están construyendo con las botellas plásticas en muchas comunidades en Latinoamérica. También se utilizan para crear bombillos potentes y económicos que alumbran las casas de los más desprotegidos en zonas marginales o rurales de los países asiáticos. Recientemente también leí y vi por youtube unos proyectos interesantísimos tanto en Chile como en Perú, donde recolectan el plástico, lo muelen en pedacitos y luego mezclan este producto con cemento y agua para hacer ladrillos. Estos se secan al sol y por ende no requieren de electricidad lo que hace que sean muy económicos y según los resultados sumamente resistentes inclusive en estas zonas sísmicas. 

Recientemente publiqué en mi blog www.bagsrevolt.com un listado de una gran cantidad de organizaciones que están re-utilizando bolsas plásticas en la creación de productos innovadores y hermosos que a su vez generan recursos para sus participantes y mejoran la calidad de vida de toda la comunidad. Son ejemplos fáciles de replicar ya que requieren de pocos recursos económicos. Con unos ganchillos de crochet y un equipo de mujeres tejedoras se pueden crear desde bolsos y accesorios hasta artículos para el hogar. Los beneficios de estos grupos son inmensos a nivel personal. Las mujeres se sienten productivas y pueden garantizar a sus hijos comida y educación, y a nivel ambiental, logran la limpieza y saneamiento de su entorno. Una simple cartera puede llevar más de 40 bolsas plásticas tejidas.

bags-revolt3

Cuando creamos productos reciclando plásticos la acción es buena no solo para el ambiente sino que además dicho producto se vuelve un “Objeto Social”, es decir, comenzarán a surgir conversaciones espontáneas en torno al objeto que ayudan a crear conciencia sobre el problema de los plásticos. Esta nueva conciencia puede inspirar a muchas personas, independientemente de la esfera de la vida donde se desenvuelvan, a ver el plástico como un material con el cual pueden experimentar.

¡Artistas, artesanos, arquitectos, ingenieros, surfistas, jardineros, anímense, por el bien de nuestros océanos y nuestra Tierra, a reducir y reutilizar el plástico! La necesidad es REAL. Tal vez aciertes con una gran innovación dentro de tu área. Hay muchos proyectos que pueden hacerse reciclando plásticos, desde jardines colgantes hasta cuadros de plástico fundido. Inspirulínate y reutilízalo. Hasta la próxima.



Deja tus comentarios aquí: