La O.M.S y el día de no fumar

A propósito del día de no fumar (31 de mayo) , la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de su centro de prensa, emitió un comunicado en el cual exhorta a los países a aumentar los impuestos sobre el consumo de tabaco.

Según la OMS, aumentar los impuestos en un 50 por ciento en todos los países, reduciría el consumo de tabaco en 49 millones de personas en los próximos tres años y por ende evitaría la perdida de 11 millones de vidas.

Hoy día cada seis segundos muere una persona por consumo de tabaco. El tabaco mata a la mitad de los consumidores. Debido a su alta morbilidad (cáncer, cardiopatías, entre otras), trae consigo grandes gastos a la familia, las empresas y los gobiernos.

Elevar los precios constituye una medida eficaz para disuadir a los jóvenes (quienes tienden a tener menos ingresos que los adultos) a iniciar el consumo, disminuirlo o dejar de fumar por completo. El Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de las Enfermedades No Transmisibles de la OMS afirma que «Toda política fiscal puede ser controvertida, pero esta es una subida de impuestos que todos pueden apoyar. En la medida en que aumentan los impuestos al tabaco, disminuyen la muerte y la enfermedad«.

Según cifras de la OMS, si todos los países aumentan los impuestos al tabaco en un 50%, se generaría un aumento en los ingresos de los gobiernos de US$ 101.000 millones, fondos que pueden ser usados para programas sociales de promoción de salud.

Entre 1990 y 2005, Francia triplicó los precios de los cigarrillos, lo cual llevó a un descenso del 50% en su consumo. Un año después comenzó a disminuir la cifra de muerte de jóvenes por cáncer de pulmón. En Filipinas, luego de aumentar sus impuestos al tabaco, los ingresos del gobierno han aumentado considerablemente que estarán destinados a mejoras en los servicios de salud.

Debido a su consumo, el tabaco mata a casi 6 millones de personas cada año, de los cuales más de 600 000 son fumadores pasivos (aquellos que aspiran humo ajeno). Si no se adoptan medidas, para 2030 el tabaco matará a más de 8 millones de personas cada año, de las cuales más del 80% serán habitantes de países de bajos y medianos ingresos.

En 2011, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, los líderes mundiales se comprometieron en acelerar la aplicación del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), tratado internacional vigente desde 2005. La finalidad es disminuir en un 30% la prevalencia del consumo de tabaco para el 2025. Los días 10 y 11 de julio de 2014 las Naciones Unidas realizarán en Nueva York un examen general sobre prevención y control de las enfermedades no transmisibles.

Fuente: Comunicado del Centro de Prensa de la OMS. 27 de mayo de 2014 | Ginebra.



Deja tus comentarios aquí: