La pequeña dimensión de los grandes problemas

No te dejes arrastrar por la peligrosa tendencia a magnificar las situaciones de la vida: gente que pierde el sueño porque extravió un papel, gente que se queja por problemas de fácil solución, gente que se angustia por los desastre de vida de los demás. Las mujeres solemos estar en todos o muchos de estos grupos. Bien sea por la culpa, porque creemos ser las herederas de los problemas de nuestras parejas o porque somos las heroínas de nuestros hijos.

He pensado mucho sobre estas ideas, sobre todo porque he llegado a cuestionarme mi extremo estado de relajación. Yo no creo que la gente sea feliz a cada segundo, pero es que yo tampoco creo que la felicidad sea un momento, un estado, una situación. Creo que la felicidades es una forma de vivir. Es una actitud. 

dimension-probl

Se trata de la pequeña dimensión de los grandes problemas. Estoy convencida de que hay cosas verdaderamante importantes por las cuales uno debe preocuparse, empezando por ti, tu salud, tu familia, tus seres queridos. Vamos, hagamos la prueba, luego de todo el desastre en el que parece que estás ¿el mundo sigue girando? Sí, entonces nada que no se pueda resolver. 

El otro día exploté porque finalmente los muros de contención no son eternos, pero mi explosión terminó en el momento en el que recordé que todo pasa, para bien o para mal, todo pasa. Lo bueno es que estos momentos de estrés absoluto resultan también una oportunidad, si tienes ganas de salir corriendo entonces tómatelo literalmente. Ponte los zapatos y empieza a correr



Deja tus comentarios aquí: