La Perfección un camino humano para alcanzar al espíritu

Mis queridos lectores, aquí estoy de nuevo luego de una semana de descanso y de merecido vivir.

Como en cada entrega les traigo material producto de saborear la vida, creo que si me dedicara a impartir solo contenido teórico el propósito y la verdadera esencia del Blog se perdería.

Quiero brindarles desde mi ventana un paisaje de posibilidad y en ésta oportunidad vengo hablarles de LA PERFECCIÓN tema que en la actualidad es la principal causa de frustración, no porque no sea posible si no porque se ha visto a lo largo de la historia desde un punto de vista que desconoce completamente la verdad esencial.

La Perfección es un estado que en el inconsciente todos queremos llegar, nos presionamos porque queremos hacer las cosas mejor siendo el punto de comparación la forma como lo hizo otro, también tenemos aquellos casos donde exigimos a nuestras parejas, hijos, amigos o compañeros de trabajo ser perfectos.

Asumimos que la perfección es la ausencia del error e instalamos éste programa en nuestro cerebro creando en si mismos el miedo a equivocarnos ya que si lo hacemos nos alejamos de ése tan anhelado estado. Sucede que ésta visión la obtenemos desde nuestra humanidad que es imperfecta y someternos a una constante presión por encajar en los moldes social mente construidos para acercarnos a ella nos lleva derecho a sentirnos culpable por no serlo. Humanamente el error es la constante en el proceso de aprendizaje y la perfección no es una característica humana, es una característica del espíritu.

Mahatma Gandhi decía:“El deber de todo hombre es tratar de alcanzar continuamente la perfección” pero no se refería a dejar de cometer errores si no por el contrario nos decía que es el camino humano incluyendo las equivocaciones propias de su condición lo que nos llevaría a alcanzar la perfección que no es otra cosa que llevarnos a conectar con nuestro espíritu quién finalmente es el encargado de subsanar dichas equivocaciones con la creatividad y la nobleza propia de él.

frase-el-deber-de-todo-hombre-es-tratar-de-alcanzar-continuamente-la-perfeccion-mahatma-gandhi-150339

Por medio de esa conexión con el espíritu es que podemos aminorar el sentido de culpa por no ser perfectos, a través de él es que podemos dar lo mejor de nosotros cada día en cada acción siendo el camino humano la oportunidad perfecta para vivir el equivocarnos, aprender y continuar como un proceso natural que no nos genere culpa, ni frustración si no por el contrario nos permita fluir en medio de los obstáculos, aceptar y sobre todo aceptarnos como seres perfectamente imperfectos que continuamente vamos al encuentro con nuestra esencia divina de la que emana todo el amor y toda la oportunidad.

No soy perfecta pero trato cada día de mantenerme conectada con la fuente en mí. Sí! aún me equivoco, la conexión no me exime del error pero me libera de la culpa y de la presión de ser como humanamente no soy y me brinda la misericordia que requiero para enmendar y subsanar. ¿Cuántas personas no se quedan ahí pegadas porque se equivocaron?¿Cuántas personas no hay señalando a otros por sus errores? Jesús decía quien no se haya equivocado que lance la primera piedra, porque sabía, aceptaba y nos amaba aún con nuestra humanidad, tanto así que fue capaz de hacerse humano para demostrarnos que existe un camino de salvación que nos redime de nuestros pecados que no es más que la famosa “culpa”, y dicho camino empieza por él, por hacerse como él por amarnos en nuestra totalidad y por hacer de la comunión con el PADRE el pan de cada día.

Hoy Miércoles de ceniza, empezamos un camino de 40 días para revisarnos y aceptar la invitación de tener una muerte de cruz, como lo hizo él y no se trata de clavarnos en la cruz si no de morir con las antiguas creencias y darle paso a la resurrección, a la novedad siempre en busca de la ascensión y alejándonos de todo lo que nos quiere mantener presos en estados de culpa, abandono y rechazo.

Me despido en ésta oportunidad con mucho cariño esperando que éstos sean días de continua reflexión para encontrarnos en quien SOMOS, para encontrarnos en el Espíritu de Dios que nos cubre con su gracia y su perfección.

Un Abrazo de Luz



Deja tus comentarios aquí: