La programación neuro-lingüística (PNL)

La programación neuro-lingüística (PNL)

¿Alguna vez  quisiste  ir a una fiesta de graduación, matrimonio, playa u otro evento  de tu interés y quisiste quitarte unos kilos para poder ponerte un vestido que te encantaba  y lograste rebajar?. ¿Alguna vez has llegado agotado a tu casa, sólo con ganas de acostarte y no hacer más nada y de pronto te llama alguien que te gusta o te invitan para un sitio que adoras y como por arte de magia desaparece el cansancio y sientes una energía espléndida?

¿Qué ha pasado en estos casos? Tú mismo has programado tu mente en función de un objetivo más gratificante y entusiasta, y por ende, todas tus capacidades y recursos internos los activaste inmediatamente para lograr la meta: Ponerte “ese” vestido para ese día; o arreglarte en minutos para ver a alguien o hacer algo especial. 

¿Qué pasó después? Puede ser que una vez cumplida la meta, relajas todo y hayas regresado a tus viejos hábitos, recuperando rápidamente los kilos que rebajaste; o al finalizar la noche especial puedas sentirte tan cansado como antes o decidir mantener el estado de entusiasmo. Depende de ti, de lo que decidas, de lo que creas y de lo que hagas y dejes de hacer.

Casi todo el tiempo estamos programando nuestra mente con nuestras emociones, decisiones, las palabras que usamos, las situaciones que vivimos, nuestros pensamientos y convicciones, a veces nos resultan estupendamente y otra no tanto ¿porqué?. Porque tenemos muchas programaciones viejas que se han ido reforzando con las experiencias vividas, los miedos y las referencias de lo que le ha sucedido a otras personas, por lo cual se han convertido en creencias sólidas, ya que las hemos ido verificando una y otra vez. Las personas suelen decir “siempre me pasa lo mismo”, es una manera de fortalecer la creencia limitante,  entonces ¿qué podemos hacer?.

Justamente, la Programación Neuro-Lingüística, se encarga de la identificación de esas creencias limitantes y de su modificación con estrategias que buscan activar en nuestra mente las creencias más poderosas que tenemos en nuestro interior utilizando nuestras propias experiencias de éxito, de tranquilidad, de perseverancia o de la actitud o el recurso que necesitemos para ese momento.

Prueba hacer este ejercicio: piensa en un momento de éxito, no importa si es pequeño o grande, recuerda con detalle cómo te sentías, cómo mirabas, qué escuchabas y cómo era tu actitud; observa qué pasa contigo y cómo empiezas a sentirte,  permite que esas sensaciones te acompañen en el día de hoy.

Esta estrategia de PNL se basa en el modelaje de la excelencia, utilizando de manera dinámica referencias exitosas a la misma persona, en otro momento o en otro contexto de su vida; o se puede hacer modelaje de las estrategias de éxito de otras personas que se pueden adaptan de una manera ecológica al estilo de la persona que lo requiere, así como hacemos en el deporte que viendo a los exitosos podemos aprender y modelar sin perder nuestra autenticidad, este proceso deja a la persona en un estado de excelencia personal para afrontar sus circunstancias.



Deja tus comentarios aquí: