La sencillez es una virtud

Siempre podemos hacer del lugar que habitamos un lugar más amable. Así las circunstancias se empeñen en poner a prueba nuestra resistencia, debemos recordar que nuestra mente es poderosa y que podemos utilizarla para trabajar a nuestro favor. Mirar los detalles, lejos de los adornos, directo a lo esencial que, como dijo Antoine de Saint- Exupéry, “es invisible a los ojos”, en palabras del inmortal Principito.

Otro escritor, sin embargo, es nuestro homenajeado del día de hoy por ser el día de su cumpleaños: hace 80 años llegó al mundo Kenzaburo Oé, segundo escritor japonés en ganar el Premio Nobel de Literatura, en 1994. La obra y el pensamiento de Oé están repletos de ideas y afirmaciones que bien pueden servir como guía cuando el mal del mundo acecha y nos sentimos débiles, tristes, incapaces, descoloridos, etcétera. Te presentamos seis que te inspirarán:

“Para dominar el miedo, tienes que aislarlo. Y para ello tienes que definir su objeto con precisión.”

“Las cosas sólo se pueden entender correctamente cuando se capta su espíritu mismo con pureza, lejos de las palabras e imágenes que las representan.”

“Cuando quiero mirar nuestro mundo con los dos ojos, lo que percibo son dos mundos superpuestos: uno luminoso y claro, sorprendentemente nítido; el otro impreciso y sutilmente sombrío.”

“La facultad de decidir se la confío a mis sentidos. Para encontrar los temas de mi música recorro ese mismo proceso. Por consiguiente, nada de esto guarda relación con una inspiración poética ni cosa parecida.”

“Cada vez que te encuentras en una encrucijada entre la vida y la muerte, se abren ante ti dos universos; uno pierde toda relación contigo porque te mueres, el otro la mantiene porque sobrevives. (…) En otras palabras, en torno a cada uno de nosotros surgen varios universos, tal como las ramas y las hojas se bifurcan y se alejan del tronco.”

“Una vez que se ha pensado algo, es inevitable la mediación del lenguaje.”

Ya lo ves: no sé trata de sacar tu lado oscuro, sino de dónde viene la luz, y apuntar hacia lo que te hace bien.



Deja tus comentarios aquí: