La sobredimensión de la vulnerabilidad humana

La sobredimensión de la vulnerabilidad humana

Hay algunas cuestiones que me producen dolor en referencia a todo este tema del CORONAVIRUS:

  1. La evidencia de vulnerabilidad y de somnolencia en la que muchas personas se encuentran inmersas al acudir al miedo y a la repetición injustificada de lo que escuchan o ven, sin apelar a la coherencia y al sentido común.
  2. El acoso y el abuso desmedido infringido a la humanidad, con más la violación de los derechos humanos, que parte de las más oscuras tinieblas de organizaciones que se dicen pertenecer al ámbito de la salud, y cuyos fines no son otros que los de poner a prueba sus métodos aterradores de control poblacional, de poder y dominación.
  3. La manipulación y la distorsión de la información que producen los medios de comunicación en su ambición desmedida por “vender noticias”, contribuyendo, sin cargo y culpa, a la amplificación desmedida del pánico, convirtiéndose en responsables solidarios de los efectos colaterales que tales reproducciones ocasionan en la gente.
  4. La impunidad con la que el sector político toma medidas sanitarias y de “hipotética” prevención con el único fin de cubrir sus propias espaldas o de encubrir eventos que trascienden la pandemia y se juegan detrás del telón, más sin ocuparse de promover medidas que tranquilicen a una sociedad mundialmente “tomada por el miedo” a una supuesta variación viral que produce la misma gripe o resfrío que hemos experimentado desde siglos como humanidad.

Ahora bien, trascendiendo la impotencia y el sometimiento forzado (podríamos decir que asistido por mis propias constelaciones cerebrales), me gustaría explicar resumidamente y con simplicidad lo que sucede en términos biológicos y de acuerdo a las 5 Leyes Biológicas y las Ciencias Bio-lógicas Integradas y desde el punto de vista de mi trabajo como operador activo y responsable en salud y como docente y colaborador didáctico de la Escuela de Formación Profesional en 5LB y SBLI.

Son varias posibilidades. Por una parte y como mencioné en el segundo punto, estamos siendo víctimas de un ataque organizado y muy bien planificado (obviamente malintencionado y con matices genocidas) a nuestra integridad/intimidad. Este ataque opera emotivamente y a nivel de nuestra psique, de la siguiente manera o posibilidad, dependiendo de cómo lo percibamos.

Veamos algunas de ellas:

– MUCOSA DE BRONQUIOS (Ectodermo): Amenaza por el territorio (personas diestras y hombre zurdo)
Para amenaza por el territorio percibida por hombre zurdo cuando su territorio está amenazado o en peligro de perderse (puede ser una amenaza por la percepción de perder a un miembro de la manada por enfermedad grave o peligro de muerte)
Miedo/Susto imprevisto que deja sin aliento (mujer zurda)
En el caso de susto/miedo la activación se produce por una percepción biológica de miedo improvisto relacionado a la manada, miembros del grupo (separación). Sentir que puede suceder una catástrofe imprevista y se está solo.

Siempre hay un contenido de separación en esta activación biológica, lo que se manifiesta ante la presencia de posibles enfermedades graves que me separan de la manda o cuando se percibe que se avecina un desastre y se está solo.

Aquí observamos que en fase activa no hay síntomas, pero cuando inicia la reparación/relajación (ser acudido sanitariamente podría ser una posibilidad de resolución) inicia una tos algo productiva, con presencia de fiebre. (Confirmación sanitaria de infección cuando en verdad es reparación por solución biológica).

-MOTRICIDAD DE BRONQUIOS (musculatura lisa): Necesidad de atrapar/expulsar el bocado de aire. Este programa suele activarse en concomitancia la mucosa de los bronquios. Esta necesidad de atrapar o expulsar el bocado de aire produce dilatándose en activación para inhalar o exhalar mejor, y puede activarse, por ejemplo, ante la percepción de que algo obstruye el paso del aire.

-CÉLULAS CALICIFORMES DE BRONQUIOS Y BRONQUIOLOS (Endodermo): Necesidad de hacer pasar el aire a los pulmones (humedecer el bocado de aire)
La activación, mediante un aumento de función, se puede producir cuando la persona siente que no puede respirar bien, que se asfixia o sofoca, incluso como consecuencia de una fuerte bronquitis.

-MUCOSA DE LA LARINGE (Ectodermo): Susto/Miedo inesperado e imprevisto (mujer zurda y personas diestras)
En el caso de susto/miedo la activación se produce por una percepción biológica de miedo improvisto relacionado a la manada, miembros del grupo (separación). Sentir que puede suceder una catástrofe imprevista y se está solo.
Amenaza por el territorio (Hombre zurdo)
Para amenaza por el territorio percibida por hombre zurdo cuando su territorio está amenazado o en peligro de perderse (puede ser una amenaza por la percepción de perder a un miembro de la manada por enfermedad grave o peligro de muerte)

Aquí observamos que en fase activa no hay síntomas, pero cuando inicia la reparación/relajación (ser acudido sanitariamente podría ser una posibilidad de resolución) inicia una tos seca, con presencia de fiebre. (Confirmación sanitaria de infección cuando en verdad es reparación por solución biológica).

-MOTRICIDAD DE LA LARINGE (Ectodermo): Miedo/susto imprevisto que quita el aliento (personas diestras y mujer zurda)
La percepción de querer desaparecer o no estar en el lugar por quedarse sin aliento del susto imprevisto
Amenaza por el territorio (hombre zurdo)
Sentirse impedido de movimiento (paralizado) por una amenaza del territorio o peligro inminente cuando se debería reaccionar para defenderse o defender a los miembros de la manada (familia).

MUCOSA NASAL (Ectodermo): Sentir que algo huele mal, que es peligroso. Ansiedad o preocupación por el futuro. Algo que huele mal y no puede evitarse. Se presenta nariz seca en activación y cuando se llega a la resolución aparece la mucosidad, nariz tapada y estornudos.

Aquí observamos que en fase activa no hay síntomas, pero cuando inicia la reparación/relajación (ser acudido sanitariamente podría ser una posibilidad de resolución) inicia mucosidad, estornudos, el típico síntoma de resfrío, con presencia de fiebre. (Confirmación sanitaria de infección cuando en verdad es reparación por solución biológica).

PULMÓN, ALVÉOLOS (Endodermo): Miedo a morir
Necesidad de respirar bien y miedo a morir por no poder respirar. En la activación aumenta la cantidad de células para incrementar la superficie de intercambio entre oxígeno y dióxido de carbono. Este miedo puede activarse por múltiples situaciones, entre ellas el de morir por enfermedad grave (para el caso de esta pasudopandemia Coronavirus aplica perfectamente esta percepción). Cuando estoy sintiendo el miedo respiro mejor, cuando pasa esta sensación emotiva o soy acudido o asistido sanitariamente por ejemplo, inicia reparación con proceso de tuberculosis y tos productiva, entre otros síntomas. (Confirmación sanitaria de infección cuando en verdad es reparación por solución biológica).

Podríamos seguir viendo las activaciones que derivan del efecto cascada de estas percepciones y cómo se van generando más programas biológicos con sentido especial cuya finalidad es la de garantizar la supervivencia de la especie. Para no ser tan extensivo, dado el medio de comunicación de este texto, presento solo algunas de las posibilidades y se las comparto para que reflexionen acerca de la precisa sabiduría de la biología (lógica de la vida).

Todo esto sin mencionar los cambios comportamentales producidos a raíz de las múltiples activaciones que configuran Constelaciones Cerebrales. Así podemos ver estados conductuales como Desorientación y Consternación por percibir peligro del depredador y necesidad de atrapar el bocado al mismo tiempo (constelación tronco cerebral); desconexión emocional/Anestesia emotiva por peligro a la integridad (constelación cerebelo); estar en su propio mundo, como ausente (constelación autista); sentir amenaza territorio y susto frontal, o doble susto y/o doble amenaza (constelación planeante); entre otras posibilidades…

Ahora bien, una última cosa… Cuando ésta alerta y pánico pase, muchas personas que han vivido con angustia esta situación, posiblemente iniciarán una solución biológica en torno a miedo a morir, miedo o susto frontal, amenaza por el territorio, etc. Veremos allí nuevamente una «epidemia» debido a la sintomatología producida en la solución biológica de estás activaciones. Si no despertamos, ¿qué será de nosotros?

Este es un momento de sobredimensión de la vulnerabilidad humana, cuando en verdad se requiere un reconocimiento de las garantías de supervivencia que cada uno posee ante el reconocimiento de que contamos con un organismo que tiene 3.8 millones de años de evolución. ¡Y eso eres tú! Si llegamos hasta aquí, ¿qué podría fallar entonces? Y esto sin considerar nuestra dimensión de Ser, la que resulta infinita, inmortal y sin límites de ninguna naturaleza.

También me pregunto, ¿Cómo se habría desarrollado esta situación si la comunicación hubiese sido enfocada hacia el reconocimiento y reconexión con nuestras fortalezas y capacidades extraordinarias de supervivencia y de evolución?

Como conclusión me parece importante mencionar dos cuestiones fundamentales:

Primero: Tu biología es sabia y sagrada, ella sabe cómo dar respuesta, sin mediación de tu mente, a lo que el medio ambiente le presenta. Confía en ella.

Segundo: Tu Ser esencial tiene la capacidad de elegir con conciencia la más útil de las múltiples dimensiones en las que existes, como ser y como humano. Re-Conéctate, siente y eleva la vibración de la frecuencia de tu corazón.

Te deseo calma, confianza y coherencia. Recuerda que eres prueba viviente de perfecta manifestación.



Deja tus comentarios aquí: