La soledad, el gran mal de nuestro tiempo

Existen distintas causas que pueden producir una gran dosis de sufrimiento. Sin embargo, existen pocas que sean tan dolorosas como la soledad. Esa soledad que corrompe el alma cuando una persona quiere contar con el apoyo de alguien y nunca recibe una llamada de teléfono para disfrutar de un momento de ocio. La soledad es muy compleja ya que también puede darse la circunstancia de que una persona tenga muchas relaciones superficiales, pero ninguna verdadera. Y en ese caso, esta falta de arraigo en el corazón puede hacer que los lazos sean muy vacíos.

La soledad se cura y se sana. Y cuando estamos en este punto, debemos hacer un esfuerzo más fuerte para alimentar nuestra mente y nuestro corazón con la fuerza de la vida: a través de una película de cine, mediante los planes culturales, a través del descanso, sumando vitaminas de ilusión a través de terapéuticos paseos por la orilla del mar…

Si estás sufriendo por una etapa de soledad te animo a buscar entornos en los que puedas conocer gente nueva. Por ejemplo, puedes colaborar como voluntario con una entidad para realizar labores de ayuda. También puedes apuntarte a una academia de idiomas para aprender inglés, francés, italiano o alemán. Acude a la biblioteca con más frecuencia porque en este entorno también puedes encontrar grandes amigos de los libros. Intenta profundizar en el vínculo de amistad con algún compañero de trabajo con quien tienes un mayor nivel de afinidad.

Además, hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías también puedes sentirte más cerca de los que están lejos. Si tienes un compañero de universidad con quien te gustaría mantener el contacto aunque esté a kilómetros de ti, puedes proponerle quedar para hablar a través de Skype y tener la sensación de que ambos estáis en una conversación cara a cara.

Por otra parte, las nuevas tecnologías también nos abren nuevas puertas de ilusión, esperanza y amistad. ¿Conoces mobifriends? Esta red social nos permite conocer gente, hacer amigos y establecer nuevos contactos con los que compartir aficiones y crear lazos. Hacer amigos nuevos a través de las nuevas tecnologías no es algo propio de personas solitarias, este es uno de los prejuicios frecuentes de quienes descartan esta opción. En realidad, las nuevas tecnologías responden perfectamente al estilo de vida de nuestro tiempo en el que, en muchas ocasiones, sentimos que tenemos poco tiempo libre para conocer gente nueva. Y gracias a proyectos como mobifriends, podemos abrir nuevas puertas hacia las relaciones personales desde la comodidad de nuestra propia casa.

Un buen libro también es un gran regalo que tiene un sabor todavía más especial como consecuencia de un momento de soledad. Existen libros que pueden impulsarte en tu desarrollo personal. Los libros sobre coaching son una buena fuente de inspiración de los que puedes tomar ideas que aplicar a tu propia vida.

Alimenta tus sueños con el color de la esperanza y no dejes de creer en ti como cuando eras un niño.



Deja tus comentarios aquí: