La trampa en que todos caemos

En algún momento de nuestras vidas, todos sentimos ese poder interno que nos lleva a sentirnos súper poderosos, nos sentimos capaces de lograr metas y nos permitimos soñar.

Es ahí cuando decidimos lo que deseamos de la vida, lo que queremos obtener. No es de extrañar que aquello que pedimos pueda ser colocado en tres categorías muy generales:

  • Decidimos hacer ejercicio, bajar esos kilitos de más y tener así más salud.
  • Soñamos ante la posibilidad de lograr ese nuevo puesto en la organización, abrir un pequeño negocio o bien incrementar las ventas en el que ya tenemos.
  • Deseamos encontrar el amor. Aquella persona especial con quien compartir nuestros sueños.

Ya sabemos lo que deseamos y nos sentimos capaces de lograr, sin embargo con el transcurrir del tiempo, comienzan a surgir las excusas, “Que si la falta de tiempo”, “Que si no es un buen momento”, “Ya conseguiremos pareja cuando bajemos de peso”, “Mejorará nuestra situación económica cuando pase la crisis” en fin, excusas que nos hacen caer en la trampa más común de nuestros sueños… ESPERAR POR EL MOMENTO ADECUADO.

Como si en algún lugar existiese una señal que nos dejase ver que “ese” es el momento que estábamos esperando. Simplemente no sucede de esa forma. De hecho creo que preguntarnos cual será el momento adecuado es la pregunta equivocada.

Si ya sabemos lo que queremos hacer, si hemos analizado las posibilidades que involucra el llegar ahí, la pregunta indicada debería ser. “¿Qué puedo hacer hoy?”, ¿Qué puedo hacer hoy para lograr mi meta?, ¿Qué pequeño paso puedo dar en la dirección adecuada?, ¿Cuáles son los hábitos que debo incorporar a mi vida?, ¿Qué debo hacer diferente?, esas son las preguntas que vale la pena preguntarse. Esas son las preguntas que te sacarán de ese bache de conformismo en el que te encuentras ahora.

Visita mi página web y descubre como puedo ayudarte a lograr tus metas, a cumplir tus propósitos y descubrir todo tu potencial.

Mi nombre es Jaime Leal y te recuerdo, que hay 1440 minutos durante el día, pero solo se requiere uno. 1 minuto para cambiar.



Deja tus comentarios aquí: