La tv y su uso

Como padres siempre nos preguntamos si será bueno dejar ver al niño la TV durante tanto tiempo, si bien eso nos permite hacer las cosas del hogar mientras ellos están entretenidos con la televisión, expertos en pediatría demuestran y contraindican el uso de la TV a menores de 3 años.

Desde hace varias semanas, titulares de distintos medios de comunicación han manifestado como noticia que los dibujos animados como el de Bob Esponja perjudican el comportamiento del infante y el desarrollo de habilidades de concentración. El análisis fue realizado por la Universidad de Virginia con niños de cuatro años de edad. Los investigadores estudiaron a un grupo de infantes que miraban comiquitas aceleradas como Bob Esponja y, a la vez, a un conjunto de niños que veían una serie pero de ritmo más lento y pausado, dibujos animados educativos, como lo es Caillou.

Los resultados arrojados por cada grupo fueron diferentes.  Los niños que vieron 9 minutos de dibujos animados acelerados, tuvieron resultados negativos de inmediato, presentaron déficit de atención a la hora de resolver problemas en comparación con el otro grupo.

Es evidente que mientras más expongamos a nuestros hijos a horas irracionales pegados a la TV mirando programaciones que no son aptas para sus edades, más probabilidades tendrán en desarrollar dificultades tanto de aprendizaje como de comportamiento.

La televisión, en sí misma, no debe ser criticada. Puede ser un instrumento capaz para el desarrollo y enriquecimiento de todos. Programas excelentes han demostrado que la televisión les puede enseñar a los niños nuevas habilidades, ampliar su visión del mundo y promover actitudes y conductas pro-sociales. Y para eso, nosotros como padres, debemos guiar a nuestros hijos. No debemos culpar a terceros por algo que es solamente nuestra responsabilidad.

En resumen, lo ideal es que los niños no miren televisión antes de los tres años, y después es mejor que vean poca.

niños haciendo morisquetas¿Necesitas un poco de ayuda para cambiarles el mal hábito de tantas horas con la TV?

Mommy bitacora comparte las siguientes ideas:

  • Confeccionar junto con los niños una lista de las «10» actividades preferidas que les gustaría realizar después de la escuela. Por ejemplo, andar en bici, jugar fútbol, pasear al perro, etc.  Coloca la lista en la puerta de la nevera (refrigerador-frigorífico) para que ellos puedan elegir la actividad que desean realizar cuando regresen a casa.
  • Organizar horarios para cada actividad, luego de terminar la tarea. Por ejemplo: Lunes 3:00pm-4:00pm leer un cuento junto con tu hijo. De 4:00pm-5:00pm preparar la merienda, cocinar juntos, etc.
  • Selecciona un día de la semana para la música. Escuchar canciones, bailar, pasearse por los diferentes ritmos, países, etc.
  • Si eres de las personas que tiene la costumbre de tener la TV encendida durante las comidas, apágala. Les ayudará a interesarse por lo que está sucediendo en el núcleo familiar, además, disfrutarán más de los alimentos y se concentrarán en lo que están comiendo.

Sin duda alguna, el propio ejemplo de nosotros, los padres, siempre será el mejor modo de educar a nuestros hijos. Y aunque pueda costar ponerlo en práctica, a la larga los beneficios siempre serán muy positivos. En definitiva, no se trata de no ver la televisión, sino de hacer un uso adecuado de ella. 

 



Deja tus comentarios aquí: