La vuelta al trabajo y el horario especial de lactancia

Recuerdo los días en que me tocaba hacer banco de leche y regresar al horario de oficina y creo que lloraba solo de pensar en la separación de Iker. Afortunadamente el horario de trabajo se acorta en Venezuela gracias  la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT).

Cuando sales embarazada tienes derecho a 6 semanas de prenatal, luego a 20 semanas de postnatal. Hace 3 años lo que hice fue tomar ambos permisos después del parto. Esto no siempre es posible porque lo legal es que haga valer el derecho al descanso de las embarazadas. Mi intención al unir ambos permisos fue dejar a Iker con los 6 meses cumplidos y ya habiendo iniciado la alimentación complementaria. Otra opción posible para alargar el postnatal legalmente, es tomar las vacaciones correspondientes a ese año. La LOTTT también contempla un permiso de 15 días para los padres contados a partir del día de nacimiento del bebé.

Una vez que entras al trabajo los horarios de lactancia se definen así:  si la empresa tiene guardería, tienes derecho a media hora de lactancia en la mañana y media hora en la tarde. Si la empresa no tiene guardería, corresponden una hora y media en la mañana y otra hora y media en la tarde. Algunas empresas permiten que tomes estas horas juntas al finalizar la jornada (fue lo que yo hice, así llegaba más temprano a casa).

La LOTTT no indica el tiempo cuando se acaba el horario especial y la mayoría de las empresas se rigen por una resolución conjunta del Ministerio de Salud y Ministerio del trabajo que establece el horario especial hasta que el bebé cumple un año. No obstante la Ley de Promoción  y Protección de la Lactancia Materna (LPPLM) asegura que su objetivo es que los niños reciban leche materna durante 2 años o más.

Para salir de esta ambigüedad debemos acudir al artículo 352 de la LOTTT que habla sobre la preeminencia de la ley especial para todo lo no previsto en ella. Es decir, que se aplicará lo establecido en las Leyes específicas para cada tema, en este caso la LPPLM, cuando la LOTTT no sea concreta. Como la LPPLM es orgánica está por encima de cualquier resolución.

En dos platos, el horario especial de lactancia se puede extender hasta los 2 años si la madre está bien informada. De las madres que he aconsejado, han logrado la extensión las que trabajan en organismos públicos, las empresas privadas aún se quedan con el horario especial hasta el año y tiene que ver con que las madres dejan de lactar a sus hijos al año o antes ya sea por cansancio, presión social, indicación del pediatra o porque creen que necesitan dar otra leche al iniciar la vida laboral nuevamente. Mi invitación es  a los artículos 345 y 352 de la LOTTT y el artículo 5, numerales 5 y 6 de la LPPLM y a exigir su horario especial hasta los dos años para mantener y prolongar la lactancia.

En otras entregas les contaré como logré mantener la producción de leche y cubrir las necesidades de Iker durante dos años y medio de lactancia, a pesar de que mi horario especial fue solo hasta que Iker cumplió el año y yo tenía horarios mixtos y guardias de fin de semana.



Deja tus comentarios aquí: