Las frustraciones en el camino de encontrar pareja

Las frustraciones en el camino de encontrar pareja

En estos días almorzábamos con amistades y una de ellas comentaba sobre sus frustraciones en el proceso de encontrar al hombre de su vida. Había salido con latinos y gringos, con personas racionales y otros un poco más impulsivos, pero su proceso continuaba sin que aún apareciera la persona indicada.

Aunque muchos hablen de trucos y estrategias, no hay una fórmula perfecta que le funcione a todo el mundo para encontrar a la persona ideal. Mientras muchos siguen utilizando los bares, los cafés y los amigos en común, cada vez más se deciden por buscar pareja usando la ayuda de empresas, incluyendo servicios de internet. De acuerdo a Match.com, en el 2011 Estados Unidos tenía 54 millones de personas solteras, de las cuales un 10% utilizan activamente algún servicio de búsqueda de parejas.

El proceso de buscar a tu media naranja puede estar lleno de frustraciones. Alguien una vez me llamó al programa de radio a decirme que, luego de la tercera salida con un hombre, él le pidió dinero prestado y cuando ella se negó, él dejó de llamarla. Ni qué hablar de las tantas mujeres –y unos cuantos hombres también– que descubren que esa persona que parecía soltera, en realidad estaba comprometida con alguien más.

Hoy te ofrezco 3 claves para que no te frustres con las piedras que Dios y la vida te ponen en el camino, mientras buscas a la persona ideal:

  1. Mírate en ese espejo: muchos se preguntan “¿por qué me va tan mal en el amor?” o “¿por qué ese tipo quiso jugar conmigo?”. Mi conclusión es que nosotros recibimos lo que proyectamos. Si aún estamos deprimidos por una ruptura anterior, las personas que elegiremos podrían no ser buenas para nosotros. Si tenemos problemas de autoestima, corremos el riesgo de que jueguen con nosotros. Es preferible haber dedicado un tiempo a nuestro mejoramiento personal antes de entrar en el juego del amor, para que así sea más probable encontrar a alguien que se sienta tan bien como nosotros.
  2. Tropieza una sola vez: los psicólogos han analizado por años la tendencia de muchos a siempre salir con determinado tipo de persona, en base a las experiencias y traumas de su pasado. En vez de, como dice la canción, “tropezar de nuevo y con la misma piedra”, piensa muy bien cuáles eran las cosas negativas de tus ex parejas y comprométete a que, la próxima vez que “huelas” algo parecido, saldrás corriendo sin pensarlo mucho.
  3. Diviértete más: salir con alguien para saber si es un buen “match” para ti no tiene que ser una experiencia estresante. En tu próximo “date” deja de preguntarte constantemente qué pensará la otra persona y concéntrate más bien en disfrutar el momento presente (un café, una cena o una salida a bailar), aunque al final la persona no sea la mejor para ti.

Todos en algún momento hemos estado en el “juego del amor”. Algunos hemos tardado un poco más en encontrar a nuestra media naranja y otros un poco menos. Lo importante es convertir el proceso en una experiencia inteligente, llena de lecciones y sobre todo en un proceso divertido que recordaremos con alegría y no con arrepentimiento.

Cuéntame aquí sobre esas salidas frustrantes que nunca olvidarás y qué aprendiste de esas personas



Deja tus comentarios aquí: