Las grandes aspas de Don Quijote generan energía

Cuando aprovechamos la fuerza que nos regala el viento estamos hablando de energía eólica. Antiguamente se utilizó para propulsar naves marinas, bombear agua y mover molinos de granos.

En nuestros días se utiliza para obtener energía eléctrica limpia y segura. Esta industria energética moderna nace en el año 1979. El viento pasa a través de aerogeneradores, hace girar una élice de grandes aspas, mediante un sistema mecánico, éste hace mover un rotor de un generador que produce energía eléctrica. Es la llamada energía eólica. Suelen agruparse en instalaciones denominadas parques eólicos.

 Para poder utilizar la energía del viento es necesario que éste alcance una velocidad mínima de 12 km por hora, y que no supere los 65 km por hora. Para el año 2007 la capacidad mundial de los generadores eólicos fue de 94.1 gigabytes.

 La energía eólica es un recurso renovable, abundante, ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sustituye en parte a los combustibles fósiles, no afecta la vida vegetal, ni el aire, ni el clima, y no representa riesgos para la salud.

Cada rincón del planeta  tiene potencial para obtener energía  a través del viento, es hora de ir cambiando.

Seamos parte de un planeta verde.



Deja tus comentarios aquí: