Las leyes del dinero y cómo aplicarlas

Las leyes del dinero y cómo aplicarlas

La espiritualidad y el dinero son dos conceptos que van tomados de la mano. Comprenderlo de esta manera nos ayudará a tener los pies puestos en la tierra, concentrarnos y manejar de manera correcta la prosperidad.

Cuando entendamos que existen leyes universales que rigen al mundo, que son simples de aprender, aplicar e incorporar a nuestra vida para que estén a nuestro favor, absolutamente todo, será posible. No hay necesidad de ser monjes budistas o expertos en la materia, solo hace falta nuestra propia capacidad.

¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando hablas de prosperidad? Gastar lo menos posible y ganar mucho dinero. Esto en sí no está mal, lo que si representa un error es creer que depende solamente de eso.

Ser prósperos es entender las leyes del dinero y cómo aplicarlas. Estas leyes pertenecen al sistema de leyes universales que, aplicándolas a tu favor, harán que vivas la realidad que desees. Ahora bien, ¿cuáles son las leyes del dinero que debes reflexionar?

1. La alegría: Esta es la primera ley. El dinero se aleja de la tristeza y de la queja. Lo único que debes hacer para aplicarla es agradecer por todo lo que tienes, y desde la gratitud, sentir alegría por el nuevo día que te regala el universo.

2. Sentir felicidad por lo que el otro tiene: Estar feliz, pero con sinceridad. No sientas envidia, rabia y frustración por lo que tienen los demás, no juzgues a los políticos por lo que roban ni mucho menos critiques a los negocios dudosos. Haciendo esto, estarás cumpliendo la segunda ley.

3. Dar y recibir: Nada de lo que está lleno, recibe. Dar todo cuanto puedas hasta quedar vacío es la única manera de recibir lo que deseas. Recuerda que cualquier cosa que quieras en la vida, tiene que estar circulando de forma permanente.
La cantidad de dinero que das es proporcional a la cantidad de dinero que recibes. Lo que no circula se atasca, se traba y no fluye.

4. Intención: Cualquier cosa a la que le prestes atención crecerá con fuerza en tu vida. Por el contrario, todo aquello a lo que dejes de atender desaparecerá. Lo que tienes día a día es el aquí y el ahora, si atiendes tu presente y trabajas correctamente en él con la intención enfocada a un futuro próspero, se hará realidad.
La intención es el verdadero poder detrás del deseo, en otro orden de ideas, es deseo sin apego al resultado.

5. El desapego: El principio vital para adquirir cualquier cosa en el universo físico es renunciar a tu apego. Pero ojo, solo debes renunciar al interés por el resultado, no a la intención.
Cuando hay desapego, será posible que improvises fácilmente alguna estrategia de cambio en caso de que sea necesario sin miedo e inseguridades. Incluso, tendrás una mejor capacidad de manejar la crisis en medio de la incertidumbre.

6. Trabajar: Debes crear, trabajar, hacer lo que amas, lo que te toca, pero bien hecho y sin quejas. Recuerda la primera ley, la queja atrae pobreza, la alegría prosperidad.

Las leyes del dinero son inmutables, así como lo son las leyes del universo. No olvides: “El que honra sus habilidades, no se queja y produce su sustento, es exitoso».

Foto de Fabian Blank on Unsplash



Deja tus comentarios aquí: