Las recetas de pollo más deliciosas y sus beneficios

Propiedades del pollo para la salud

La carne de pollo es una de las más saludables que existen ya que es una gran fuente de proteína magra de alto valor biológico. Las proteínas presentes en este tipo de carne aportan una gran selección de beneficios al organismo: mejoran el desarrollo muscular, ayudan a mantener un peso corporal adecuado… Una de las principales características del pollo es que tiene menos de un 10% de grasa en su composición. Por lo tanto, resulta muy beneficioso para cuidar la salud cardiovascular y prevenir determinadas enfermedades como el infarto de miocardio.

La carne de pollo tiene un aporte muy bajo en grasas y calorías; cerca del 70% de la grasa se localiza en su piel, por lo que es sencillo evitarla. Otro de los grandes beneficios del pollo es que es muy fácil de digerir, razón por la cual es la primera carne que se les da a los bebés.

Propiedades del pollo para la salud

El pollo es uno de los alimentos más saludables que existen, tanto para mayores como para pequeños. Cuenta con una gran selección de propiedades que favorecen en gran medida el funcionamiento del sistema inmunológico.

Es una fuente de proteína magra grasa. Por lo tanto, la proteína de pollo favorece el crecimiento muscular, algo especialmente importante en niños y deportistas.

Además, es un alimento muy rico en triptófano, un tipo de aminoácido que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, la conocida como hormona de la felicidad. Así, un consumo habitual de pollo mejora de forma notable el estado de ánimo, aliviando así síntomas propios de la depresión como la tristeza, la irritabilidad, o la apatía, entre otros.

El pollo también es muy rico en fósforo, un mineral esencial para el buen funcionamiento del sistema nerviosos central ya que mantiene su función. También nutre a los huesos, así como a diversos órganos.

Otra de las propiedades más importantes de este alimento es su alto contenido en selenio, un mineral que mejora el estado de salud del sistema inmunológico y fomenta el funcionamiento del metabolismo.

El alto contenido en vitamina B6 del pollo hace que este alimento sea fundamental para mantener los vasos sanguíneos sanos y los niveles de energía altos.

Y, por último, el pollo es un alimento muy rico en vitamina B2, la cual repara la piel seca o dañada, devolviendo a ésta un aspecto radiante.

Beneficios del pollo

El pollo aporta una gran selección de beneficios y nutrientes al organismo. A continuación repasamos algunas de las principales razones por las que es recomendable introducir este alimento en la dieta.

Favorece el tránsito intestinal

El pollo es una carne blanda que resulta muy fácil de digerir; muchísimo más que la carne roja, por ejemplo. Esto se debe a que no estimula la producción de ácidos en el estómago. Por lo tanto, es un tipo de alimento apto para todos los grupos de población, y que se puede consumir en cualquier momento, incluso por la noche.

Fortalece el sistema inmunológico

Gracias a los nutrientes que contiene, el pollo fortalece de manera notable el sistema inmunológico, de modo que este se encuentra más fortalecido para hacer frente a enfermedades como la gripe o el resfriado, entre otras.

Mejora el estado de ánimo

El pollo mejora el estado animo

Además de tener numerosos beneficios para la salud física del organismo, el pollo también ayuda a mejorar el estado de ánimo, así como el ciclo de sueño. Resulta por tanto un alimento muy interesante para aquellas personas que padecen insomnio o cuyo estado de ánimo está bajo y presentan síntomas como tristeza e irritabilidad.

Reduce el ácido úrico

El pollo es bajo en una sustancia conocida como purina; esta es una de las principales diferencias con respecto a la carne roja. Así, cuando el organismo digiere la purina, se produce lo que se conoce como ácido úrico. Altos niveles de esta sustancia en el organismo pueden causar cálculos renales, así como problemas en las articulaciones.

Ayuda en la pérdida de peso

Uno de los principales beneficios que presenta el pollo es que es una carne con un contenido en grasas muy bajo y rico en proteínas de alto valor biológico. Resulta por tanto un alimento muy recomendable para aquellas personas que deseen perder peso y llevar un estilo de vida saludable.

Ayuda en la regeneración y desarrollo de los músculos

Tal y como hemos señalado, el pollo es una proteína de alto valor biológico, de modo que contiene todos los aminoácidos esenciales para el organismo. Pues bien, un alto porcentaje de la proteína del pollo se aprovecha para la regeneración y el desarrollo del sistema muscular.

Previene el envejecimiento

Y, por último, el alto contenido en selenio del pollo lo convierten en un alimento que ayuda al organismo a la producción de antioxidantes, los cuales previenen el envejecimiento tanto de las células como de la piel.

Cantidad de pollo recomendada

Teniendo en cuenta el amplio abanico de propiedades y beneficios que tiene la carne de pollo, resulta esencial incluirla en una dieta sana y equilibrada. Claro que es importante conocer cuál es la cantidad diaria recomendada. Pues bien, 200 gramos de pollo ayudan a mantener los niveles de proteínas adecuados para el buen funcionamiento del organismo. Esta cantidad aporta prácticamente el 100% de la cantidad diaria recomendada de proteínas.

Además de la cantidad de pollo que se recomienda consumir al día, también resulta interesante conocer cuál es el mejor modo de cocinar este alimento Pues bien, tanto hervido como a la plancha; son dos métodos que permiten preservar intactas tanto sus propiedades como su sabor.

Las mejores recetas de pollo

Las mejores recetas de pollo

A la hora de disfrutar de la carne de pollo y todas sus propiedades, existen muchísimas recetas diferentes, para todo tipo de gustos y preferencias. A continuación explicamos a paso a paso cómo elaborar fabuloso platos de pollo.

Pollo al limón

Ingredientes

  • 2 pollos
  • 4 limones
  • Ensalada verde
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

  1. Se salpimentan los pollos tanto por dentro como por fuera.
  2. Se cortan en rodajas finas dos limones sin pelar, y se tapiza el interior de cada pollo.
  3. Se rallan y reservan las cácaras de los otros dos limones. Se parte la pulpa en trocitos y se introduce en los pollos.
  4. Se engrasa con un poco de aceite una fuente de horno, se agregan dos o tres cucharadas de agua, y se colocan en ella los pollos.
  5. Se introducen en el horno calentado previamente.
  6. Una vez transcurridos los 20 minutos de cocción, se agrega la cáscara de limón rallada en el juego de los pollo y se termina de hacer hasta que estén tiernos.
  7. Se sirven los pollos sobre un lecho de ensalada verde, con la salsa aparte para que cada comensal se sirva al gusto.

Pollo con frutas

Ingredientes

  • 1 pollo
  • 100 gramos de mantequilla
  • 1 lata de piña en almíbar
  • 1 lata de melocotón en almíbar
  • 50 gramos de almendras
  • 2 naranjas
  • 1 limón
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

  1. Se limpia, vacía, lava y seca muy bien el pollo. A continuación se sala y pimenta tanto por dentro por fuera.
  2. Se coloca en una fuente de horno junto con 60 gramos de mantequilla yse rocía el zumo de limón y el zmo de naranja.
  3. Se cuece en el horno previamente caliente a fuego medio durante una hora. Durante ese tiempo se debe reociar con el juego de cocción cada quince minutos.
  4. Se coloca en una fuente y se decora con la piña y el melocotón dorados previamente en mantequilla.
  5. Se cortan las almendras peladas en delgadas láminas y se doran. Luego, se colocan sobre el pollo y se sirve muy caliente.

Pollo asado a la piña

Ingredientes

  • 2 pollos
  • 1 lata de piña
  • 2 cebollas medianas
  • 6 tomates pequeños
  • 1 vasitos de vino blanco
  • Aceite
  • Sal

Elaboración

  1. Se limpian los pollos y se saconan por dentro y por fuera con sal. Luego, se rellenan con dos rodajas de piña cada uno. Se cierra la abertura con un palillo.
  2. En una fuenre para horno, se colocan los pollos junto con los tomates, la cebolla picada y tres rodajas de pilas.
  3. Se riega con un chorro de aceite, el jugo de la piña y el vino.
  4. Se cuece a horno medio durante treinta minutos aproximadamente, hasta que los pollos estén tiernos. Durante el tiempo de cocinado, es aconsejable darles la vuelta de vez en cuando.
  5. Se sirven trinchados bien calientes.

Pollo a la cerveza

Ingredientes

  • 2 pollos
  • 2 cebolas grandes
  • 2 zanahorias
  • 3 patatas
  • 2 vasos de cerveza
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite
  • Harina

Elaboración

  1. Se parten los pollos en trozos y se sazonan. Luego, se pasan por harina y se fríen en una sartén.
  2. En una cazuela se coloca el pollo frito y se añaden los dos vasos de cerveza, la cebolla picada y la zanahoria en cuadraditos. Se tapa y se deja cocer.
  3. Una vez transcurridos veinte minutos se agregan las patatas cortadas en cubos y se dejan cocer hasta que estén tiernas.
  4. Se sirve en una fuente o cazuela de barro para que conserve todo su sabor y propiedades.

Pollo al vapor marinado al jerez

Ingredientes

  • 1 pollo mediano
  • 1 vaso de vino de jerez
  • 1 vasito de vinagre de jerez
  • 1 taza de caldo de ave
  • 1 ramito de hierbas aromáticas
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  1. Se sala el pollo. A continuación se añade agua y sal en la vaporera y se agrega el vinagre, la pimienta y las hierbas aromáticas. Se cuece el pollo durante media hora.
  2. Se coloca en una fuente el caldo y el vino; se sazona con sal y pimienta.
  3. Se agrega el pollo y se deja marinar durante una hora aproximadamente.
  4. Se sirve.

Pollo con pasas

Ingredientes

  • 1 pollo grande
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos de pasas
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de vino blanco
  • Perejil
  • Harina
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

  1. Se limpia y trocea el pollo. Luego se pasa por harina y se fríe en aceite hirviendo.
  2. Se retira casi todo el aceite de la cacerola, dejando sólo el suficiente para cubrir el fondo de la cacerola.
  3. Se pican la cebolla y el ajo y se rehogan en la cacerola.
  4. Cuando esté dorado, se introduce de nuevo el pollo, se riega con la mitad del vino y tres vasos de agua. Luego se añade una ramita de perejil, pimienta, y sal. Se tapa y cuece a fuego medio hasta que el pollo esté tierno.
  5. Se calientan las pasas en el resto del vino. Cuando vaya a hervir, se retira del fuego y se deja hasta que se vaya a incorporar al pollo.
  6. Cinco minutos antes de servir, se da un hervor a todos los ingredientes juntos y se colocan en una fuente.

Conclusión

La carne de pollo tiene una gran selección de beneficios para la salud general del organismo, tanto a nivel físico como mental. Favorece de manera notable un amplio abanico de funciones que afectan a todos los órganos y, además, es un antidepresivo natural. A la hora de consumirlo, tal y como hemos señalado, es muy fácil de digerir, lo cual es un gran punto a favor. Además, existen muchísimas formas diferentes de prepararlo, para todo tipo de gustos y preferencias.



Deja tus comentarios aquí: