Las reglas de michael pollan (IV)

Última entrega de esta serie dedicada a Michael Pollan y sus Food Rules*. Quienes no hayan tenido suficiente con lo dicho durante estas semanas, ya saben que pueden conseguir los libros de este divulgador en librerías de Estados Unidos y América Latina.

Regla 39: come toda la comida chatarra que quieras, siempre y cuando la cocines tú

hamburguesa_caseraLos preempacados siempre serán más dañinos que aquello hecho en casa, es indiscutible, pero este consejo no sólo apunta en esa dirección: hay una idea más práctica. Piensa lo fácil que es comprar en el supermercado una bolsa de papas fritas precocidas para echarlas luego en aceite caliente. Ahora piensa lo difícil que sería hacer lo mismo en la casa: tomar varias papas, pelarlas, cortarlas, pasarlas por agua helada, freírlas dos veces para obtener la textura necesaria… la comida chatarra hecha en casa lleva mucho trabajo, así que si evitas comprarla en el supermercado, con toda seguridad la consumirás pocas veces.

Regla 46: deja de comer antes de sentirte lleno

Se puede tomar un enfoque muy oriental: la tradición ayurvédica dice que debemos comer hasta estar satisfechos en un 75%, los japoneses lo llevan al 80%, los chinos hablan de 70%. En el Corán, Mahoma asegura que un estómago lleno es el que tiene 1/3 de comida, 1/3 de líquido y 1/3 de aire, pero incluso en Occidente hay claves verbales interesantes, ya que en Francia lo normal es decir je n’ai plus faim (no tengo más hambre), muy distinto a decir “estoy lleno”. Hay que conocer el organismo para saber cuál es el 75% de capacidad, por ejemplo, pero el mejor comienzo posible es comer para sentirse satisfecho y no hasta estar lleno.

Regla 58: come en una mesa

comer_mesaNo vale un escritorio ni la misma superficie donde tenemos el televisor o la computadora. Comer sin ver los alimentos, sin concentrarnos mínimamente, impide que nos sintamos satisfechos y, desde un punto de vista psicológico, sentarse frente a una mesa obliga a comprender lo que vamos a hacer. Puede que no siempre tengamos el tiempo, es cierto, así que en esos casos lo mejor es adaptar el menú: si tienes que comer rápido y apenas puedes sentarte, trata de evitar carbohidratos.

Regla 64: rompe las reglas de vez en cuando

Comer es una de las mejores actividades colectivas y no es saludable tener siempre un manual de instrucciones para saber qué podemos hacer o no. Hemos de ser moderados incluso en la moderación y elegir momentos especiales para ignorar las reglas. Aniversarios, cumpleaños, navidades… el calendario tiene fechas especiales que merecen ser celebradas. Que así sea.

*Las reglas de estos artículos provienen del libro Food Rules, de Michael Pollan. Están traducidas y copiadas textualmente, pero los argumentos son paráfrasis mías, con datos de otras fuentes.
 



Deja tus comentarios aquí: