Las serias consecuencias de la risa, ¿cómo aprender a sonreír más?

¿Nos reímos suficiente cada día?, ¿o necesitamos un poquito más de esa sublime melodía? La risa, espontánea o forzada nos ayuda física, mental y espiritualmente a vivir una vida más plena.

Físicamente, las risas y carcajadas según estudios realizados por los doctores Patch Adams y Norman Cousins le dan a nuestros pulmones y corazón un vigoroso ejercicio, incrementando el flujo sanguíneo, oxigenando así nuestra sangre y aún en condiciones de escasa salud contribuyen a nuestro bienestar. Al reírnos se liberan endorfinas las cuales contribuyen a reducir el dolor tanto mental como físico.

Psicológicamente, la risa es la antítesis de la depresión; en estudios realizados en Austria por el Dr. Koutek se utilizaron sonidos de gente riendo espontáneamente para el tratamiento de pacientes con depresión y ansiedad.

La alegría y las risas contribuyen positivamente a la creatividad, Platón decía que “Se puede aprender más en una hora de juego que en una de conversación” haciendo alusión a que si tenemos la oportunidad de sonreír y disfrutar tendremos la oportunidad de ampliar nuestro conocimiento y experiencia de manera más rápida y efectiva.

Espiritualmente desde tiempos ancestrales se promueve el uso de la risa con la intención de mejorar nuestra actitud ante los hechos, mejorando nuestra conexión con lo divino. Aún en el peor de los momentos, cuando más afectados estemos es posible generar ese cambio producto de las endorfinas. Cuando practiques meditación  visualízate sonriendo,  y con otras personas sonriendo a tu alrededor  y así todo se verá mejor.

Si bien sonreír no es complicado, muchas veces nos olvidamos de hacerlo por eso hoy te compartimos 4 consejos para que muestres tu sonrisa y de esta manera darás un paso al frente en el camino para una vida más feliz y plena.

  • Inicia tu día con una sonrisa, no importa lo malo que fue el día anterior, ni lo retador que parece ser el que viene. Dale a tu cuerpo esa dosis extra de endorfina para arrancar tu día sonriendo tal como nos enseñan las tradiciones del Zen.
  • Si te sientes de mal humor, o algún hecho en particular te hizo molestar, détente por un segundo y luego de una respiración profunda date la oportunidad de sonreír, luego de ser posible provócate una carcajada, lo único que necesitas es una intención. De esta manera podrás detener el mal humor y darle paso a reconfortarte rápidamente.
  • Busca sonrisas y las sonrisas conseguirás. Fíjate en la gente a tu alrededor, identifica aquellos que sonríen y sonríeles de vuelta. Comparte más con ellos y así podrás disfrutar de un círculo virtuoso mientras disfrutas del camino de la felicidad.
  • Escucha, ve y disfruta de las cosas que te hacen sonreír. Una vez al día o un par de veces por semana toma al menos 15 min para ver tu show de comedia favorito, ver los vídeos en Youtube que te hacen soltar carcajadas, no importa lo tonto que puedas parecer lo importante es que logres generar esas risas que tanto bien te harán.

Recuerda que hay millones de razones cada día para sonreír y que además de ser bueno ¡es gratis!, por lo que esperamos luego de leernos tengas la disposición de así hacerlo.

¡Recorramos juntos el camino de la felicidad, una sonrisa a la vez!

por: Giancarlo Molero



Deja tus comentarios aquí: