Lecciones de bondad: el extraño en mí

Esta semana el breve mensaje de Lecciones de Bondad nos recuerda que aquello que nos irrita o desagrada de otras personas generalmente es el reflejo de aspectos nuestros que necesitamos reconocer, aceptar, perdonar y/o sanar. Es más fácil concientizar estas características de nuestra propia personalidad cuando “el extraño” las encarna. Desde esta perspectiva, los otros se convierten en nuestros espejos y gracias a sus presencias en nuestras vidas podemos llegar a conocernos plenamente. La inevitable consecuencia de la auto aceptación y de la auto compasión es que aumenta nuestra capacidad de cultivar amor incondicional tanto para nosotros mismos como para los demás.

Para ti, ¡dulces bendiciones!



Deja tus comentarios aquí: