Leer entre líneas

Cuando escribo creo que lo más importante de lo que cuento es una cosa y resulta que es otra, esto es lo bueno del 2.0 y los comentarios que hacen quienes me leen. Esto me confirma que no todos vemos las cosas igual o como me decían: una cosa piensa el burro y otra quien lo arrea, una cosa piensa quien escribe y otra quien lo lee. Lo que sí es cierto que los comentarios, tanto en abierto como en mensajes directos, son más cuando hay un toque de vida personal en el post.

Uno de los comentarios que recibí sobre rincones favoritos me hizo recordar a alguien a quien aprecié mucho no solo como deportista, quien alcanzó el éxito en la elite olímpica; además una persona extraordinaria con quien por fortuna pude compartir muchos buenos momentos y risas. Rafael Vidal me enseñó a meditar, visualizar y sobre los anclajes; jamás imaginé que Cristóbal leyera entre líneas lo que hace tanto aprendí, sin lugar a dudas comunicamos más de contenido que el expresado con las palabras. 

mano-tecladoHay muchísimo material sobre comunicación no verbal, sobre eso que te dice la otra persona con su cuerpo y su tono de voz; pero cuando te leen no hay ni cuerpo que hable, ni tono de voz que exprese. Muchas veces los sentimientos y expectativas sobre lo que leeremos empiezan antes de la primera letra; sí antes de la primera letra… quien no ha comenzado a suponer con tan solo ver el mensaje en la bandeja de entrada y no hace tanto tiempo cuando lo que llegaban eran sobres  pues en lugar de “send” había que ir a la oficina de correos y la bandeja de entrada era el buzón que está a la entrada de casa. Los sentimientos que se inician antes de leer el texto son parte de las reacciones que podemos ocasionar en el otro, producto de lo que significamos, de lo que hemos sido

Creo que todos los días aprendo algo, aunque sea de los tópicos más usados, pero lo más importante que he aprendido es a leer y escribir. Escribir recordando sentimientos y a las personas que te los han causado sin necesidad de mencionarlos trasmite lo que realmente piensas, el mensaje estará cargado de ti; en ocasiones ese mensaje está tan cargado de mí que el momento “send” no llega así tan fácil. Para muchos especialistas escribir sobre lo que sientes es una terapia. 

¿Leer o ser leído? Como la música, una para cada ocasión. Gracias por leerme y por escribirme.     



Deja tus comentarios aquí: