Limpiar memorias erróneas: carta Ho’oponopono

Limpiar memorias erróneas: carta Ho'oponopono

Durante estos años, aprendí que para limpiar mis memorias y bloqueos tenía que ver la vida con ojos de amor, aceptando que lo que es es perfecto para mí, y luego, soltando cualquier expectativa, confiar en el universo, en lo divino. La confianza no se encuentra en lo externo, la confianza se encuentra adentro, sabiendo que lo que ocurre es ideal para tu evolución y lo que es para ti es y será siempre.

Solo se requiere seguir estos pasos para limpiar tus memorias:

1.- Escribir esta carta para limpiar tus memorias erróneas. Leerla en voz baja. Y quemarla para purificar. Luego, desecharla por el váter.

2.- Decir en voz baja y repetir cuatro veces: “lo siento, por favor, perdóname, te amo, gracias”. Esto lo puedes hacer unos 22 minutos diariamente… mientras te bañas y te secas con la toalla. Lo importante es ser constante con las palabras de poder del Ho’oponopono.

Suelta cualquier expectativa o apego que tengas a un resultado en específico. Es decir, no pienses en eso. Enfoca tu mente en otros asuntos, y confía en el universo. El Creador de todo lo que es sabe lo que es correcto y perfecto para ti. “Lo siento, por favor perdóname, te amo, gracias”.

3.- Cerrar los ojos cada mañana o cuando medito y abrir los brazos para recibir todo aquello que el universo tiene para mí es una manera de decir: «estoy lista para todo lo bueno que el Creador quiere manifestar en mi camino de vida». Es aquí¬ donde se ven las oportunidades, y me atrevo a ir por más.

Confío en que el Creador o la divinidad que está dentro de mí me escucha, y de alguna forma tengo la convicción de que cada día que pasa se manifiesta el amor y el orden divino en todos mis asuntos personales.

Carta Ho’oponopono:

Yo libero y me libero con el poder de la divinidad que mora en mí. Yo Soy el que Yo Soy manifestando amor y orden divino en todos mis asuntos de vida, aquí y ahora. Yo Soy esencia del Creador. Yo______________(escribe tus nombres y apellidos completos completo) perdono a todo el mundo, me perdono a mí misma/o por todos los errores y faltas que haya cometido en el pasado. Yo perdono todas las experiencias que de una u otra forma hayan sucedido en el pasado, las cuales me hayan causado daño, haya sido este real o imaginario. Yo suelto y dejo ir de mi mente el pasado para que Dios en mí y en mis hermanos actúe. Yo entrego al poder divino todos mis odios, agravios, resentimientos, celos, sentimientos de culpa, ira y crítica para que ellos sean transformados en el amor incondicional y perdonador de Dios Padre Celestial en mí. A través del amor yo me libero de todos los pensamientos de temor y error que me mantenían atado e impedían mi felicidad y prosperidad. Ahora, perdonando y dejando ir el pasado, yo prospero. Mi mente está abierta y receptiva a la abundancia y el bienestar divinos que ya son míos por derecho divino. Yo ahora reclamo como mío todo esto.

Esta es mi verdad, yo la creo y la acepto con gratitud sabiendo que así es.

Lo siento. Perdóname. Te amo muchísimo.
Gracias, gracias, gracias, gracias.
Gracias, Creador.
Hecho está.

Imagen de annazuc en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: