Lo que el tío nos enseñó

El tío nos enseñó que el amor y el humor pueden convivir en una misma tonada. Nos enseñó que la televisión puede formar y entretener a la vez. Nos enseñó que nuestras tradiciones pueden ser admiradas y premiadas en todo el mundo. Nos enseñó que un país puede unirse en un solo sentimiento… Toda Venezuela te ama, Tío Simón.

Y ahora, el reto es enorme: Inmortalizar tu legado, multiplicar tus enseñanzas. Ser como tú, Tío Simón… Gracias por enseñarnos a querer a Venezuela, gracias por enseñarnos a querernos.



Deja tus comentarios aquí: