Lo que no nos dicen de la maternidad

Todas las mujeres desde el momento que sabemos que una nueva vida crece dentro de nosotras sentimos el temor a lo desconocido; pues es una nueva etapa en nuestras vidas que quizás solo conocemos en teoría. Pero, ¿Qué pasa cuando nos toca bajar de las nubes y afrontar las responsabilidades, los desafíos, la maternidad real?

Si bien es cierto que el embarazo y la maternidad son las mejores vivencias en la vida de una mujer, también lo es que hay infinidades de cosas que solo conocemos en teoría. Todo mundo nos dice lo felices y bellas que nos veremos con nuestra barriguita, que el momento de dar a luz será mágico (cosa que es totalmente cierto), que amamantar es una experiencia única…, yo me pregunto…  ¿Qué hay del proceso que debemos pasar para disfrutar de todas esas cosas con nuestro bebe?

Lo primero que deberían decirnos es:

  • Que al principio del embarazo las nauseas, los vómitos, y la pérdida del apetito, no forman parte de ese sueño dorado de maternidad.
  • Que si no te estás cuidando con cremas humectantes y comiendo bien te pueden salir estrías horrorosas.
  • Que los dolores de parto son insoportables.
  • Que una cesárea, sino tienes apoyo de tu familia puede ser una mala experiencia.
  • Que al principio amamantar puede doler como nada en el mundo porque tu bebé te rompe hasta hacerte sangrar para poder alimentarse de ti. Además,  no nos dicen que hay muchísimas cosas que no puedes comer al amamantar porque hay ciertos alimentos que le producen cólicos al bebé. ¡CÓLICOS! De esos que ponen a tu bebé a llorar desconsoladamente porque no sabe expresarse de otra manera y que a su vez, hacen que te sientas peor que él.
  • Cólicos, fiebres, dentición… todos causantes de trasnochos irrecuperables. Cabe destacar que tus momentos de sueño serán los que tu bebé te permita, que el momento ideal para dedicártelo es cuando el duerme; entonces piensas¿Duermo? ¿Almuerzo la rica comida que esta ya fría en la mesa? ¿Me baño? ¿Veo un poco de televisión? ¿Qué hago?

¿Saben lo que hacemos?, mirar a nuestro bebé dormir como un ángel, derretirnos de amor por ese pedacito de cielo que vino a alterar nuestra rutina y aunque casi caigamos al suelo del cansancio, nos regala los momentos más hermosos sacándonos así la sonrisa más pura.

Todas esas cosas que NO sabemos, son solo anécdotas que nos quedan para recordar que el ser madres es parte del paseo en la montaña rusa a la cual nos montamos con un tiquete sin vencimiento porque nunca querremos bajar.

Querida amiga, esta #MamáSinFiltro te cuenta desde su experiencia que no hay mejor viaje que éste. Cada noche en vela, cada carrera al pediatra, cada momento de impaciencia seguido de agotamiento extremo, valen la pena al escuchar a ese pedacito de ti llamarte MAMÁ.



Deja tus comentarios aquí: