Los alimentos ultracongelados como parte de una dieta saludable

Los alimentos ultracongelados como parte de una dieta saludable

Los alimentos ultracongelados pueden ser saludables. De hecho, no hay nada que lo impida y hay cientos de ejemplos. El problema es que muchas personas confunden este término con el de ultra procesados cuando, realmente, no tienen nada que ver. Aquí queremos mostrar cuáles son los más interesante de cara a seguir una dieta saludable y equilibrada sin tener que acudir diariamente al mercado.

Los alimentos ultracongelados más saludables

Muchos nutricionistas se han sumado a la moda de los alimentos ultracongelados y recomiendan su consumo a diario. Sin duda, soluciones de refrigeración como las diseñadas por Coolsarl han hecho posible que esto sea así. Vamos a ver algunos ejemplos:

• Frutas: solo se recomienda en el caso de que no sea de temporada. De hecho, si tomamos como ejemplo el de los frutos rojos, nos damos cuenta de que la ultracongelación no supone la pérdida de sus propiedades antioxidantes durante el primer año.

• Verduras en general: es el ejemplo más evidente. El único requisito para que los vegetales ultracongelados mantengan sus propiedades intactas es que sean sometidos a muy bajas temperaturas nada más ser recogidos y que no sean tratados con aditivos químicos. De hecho, algunos estudios han demostrado que las verduras ricas en vitamina C, betacarotenos y luteína ven potenciadas sus virtudes por el empleo de esta técnica. Este es el caso, por ejemplo, del brócoli y la zanahoria.

• Pescado: esta técnica de preservación en frío es básica para evitar la intoxicación por bacterias y por parásitos como el anisakis. Esto ha provocado que sea obligatoria, al menos hasta cierto punto, en muchos países. Sin duda, una muestra clara de que también es segura.

• Cereales y germinados: sucede lo mismo que con las verduras. Mientras no hayan sido tratados con aditivos antes de la congelación, mantendrán sus propiedades intactas.

¿Es la ultracongelación el futuro?

Esta es una pregunta de muy difícil respuesta. Lo que está claro es que se trata de una técnica que incluso se puede considerar sostenible. No hay que olvidar que, al permitir almacenar los alimentos durante más tiempo sin que pierdan sus propiedades, brinda la posibilidad de reducir la generación de residuos y de aprovechar verduras y frutas fuera de la temporada de recolección. Algo que, de otro modo, sería imposible y conllevaría que toneladas de comida acabasen en la basura.

Este hecho, unido a lo demostrado que ha quedado que los alimentos ultracongelados pueden ser saludables y parte indispensable de una dieta saludable y equilibrada, solo redunda en que cada vez goce de mayor implantación. El desarrollo de la técnica también está consiguiendo abaratar enormemente los costes.

Este post forma parte de los contenidos patrocinados por Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: