Los fantasmas de la mente en las relaciones de pareja

Los fantasmas de la mente en las relaciones de pareja

En este artículo quiero tratar sobre esos fantasmas que nos atormentan, entendiendo por fantasmas situaciones, conductas o hechos que ideamos en nuestra mente que nos llevan a pensar que algo malo está sucediendo, sin tener evidencias reales que en efecto estén pasando.

Una cosa es tener evidencias de ser engañado o no amado y otra muy distinta son los juicios y suposiciones que podemos hacer basados en el temor que nos lastimen.

Es como el efecto pigmalión, la profecía que se auto cumple, si andamos en una relación asumiendo que vamos a ser engañados, tarde o temprano esto ocurrirá porque al ser energía este pensamiento le ha dado poder a eso que tememos.

Toda relación que se inicia debe concebirse como algo nuevo, maravilloso, sorprendente, disfrutar de lo que ocurra desde la paz y la tranquilidad y no desde el afán producto de nuestras inseguridades. El pasado debe reposar allí exactamente donde está, atrás, como comparar, dejarlo ir para mirar esta nueva experiencia con los ojos de un niño que disfruta el descubrir lo nuevo y desconocido.

Cuando te invadan los fantasmas lo mejor que puedes hacer es verlos, rechazarlo y dejarlos ir, no permitas que te controlen porque créeme que serán capaces de destruir cualquier relación que quiera iniciar. ¿Tú mejor arma? La confianza y la elaboración de pensamientos y afirmaciones positivas que te darán la serenidad necesaria para disfrutar de esa relación

¿Cuáles son los aspectos claves a considerar para alejar estos fantasmas y disfrutar del amor?

  1. Reconoce tus miedos: el reconocer representa más de la mitad del proceso ganado porque si los reconoces puedes hacerte cargo.
  2. No te castigues por sentir miedo: ten en cuenta que esto le pasa a la mayoría de las personas, por temor a sufrir, a resultar herido, a ser rechazado. Ahora bien, tampoco porque les pase a otros significa que debes permitirlos, tu mente es mas fuerte de lo que imaginas, trabaja para hacer que se vayan.
  3. Ten paciencia: no intentes tener una pareja por temor a la soledad y tampoco pretendas acelerar el proceso normal de consolidación de la relación. Recuerda que todo tiene su tiempo y lo que ha de ser será.
  4. Ten confianza en ti: trabaja el merecimiento, eres un ser especial y mereces ser amado y por supuesto amar.
  5. La verdad siempre sale a la luz: No necesitas crear historias de desamor en tu mente, recuerda que la mentira tiene patas cortas y de ser así siempre la verdad caerá por su propio peso, deja que todo fluya. En lugar de angustiarte por lo que pueda suceder concéntrate en disfrutar y vivir lo que realmente está sucediendo, ve un paso a la vez.

Cuando amamos a alguien, nos da miedo perder a la persona amada y ese temor nos lleva a cometer muchos errores que, en lugar de evitar lo que más tememos, nos ponen en más riesgo de que nuestra fantasía se vuelva realidad.

Puedes elegir entre perder la oportunidad de ser feliz pensando e imaginando lo desgraciado que serás si pierdes a la persona que amas, o ser consciente de que hoy están juntos, que pueden hacer de ese momento algo eterno y darte la oportunidad de ser plenamente feliz.

Vivir sufriendo por lo que “puede llegar a pasar más adelante” o vivir dichoso “disfrutando lo que hoy tienes, más allá de lo que pueda llegar a ser en el futuro” no es una cuestión de suerte, es una elección de cada quien, una responsabilidad de cada persona.

Solo enfrentando a tus miedos serás libre y podrás disfrutar del amor.



Deja tus comentarios aquí: