Los frutos secos y el cáncer. Nuevos descubrimientos

Los frutos secos y el cáncer. Nuevos descubrimientos

¡Buenas noticias para todas las que meriendan un puñado de almendras!

Los investigadores del Hospital Brigham and Women y los de la Facultad de Medicina de Harvard encontraron una buena relación entre el consumo de frutos secos y la disminución del riesgo de padecer cáncer de páncreas, específicamente en las mujeres.

Comer una porción pequeña de nueces por lo menos dos veces a la semana se asoció con tener un menor riesgo de desarrollar un cáncer de páncreas, la «reducción del riesgo fue independiente de ciertos factores establecidos como la edad, la estatura, la obesidad, la actividad física, el tabaquismo, la diabetes y los factores dietéticos», acotó el investigador del estudio Ying Bao.

El estudio se publicó en la revista British Journal of Cancer y los investigadores recibieron fondos del International Nut and Dried Fruit Council. Sin embargo, «los patrocinadores no han participado en el diseño y realización del estudio, la recogida, gestión, análisis e interpretación de los datos, y la preparación, revisión o aprobación del manuscrito», resaltaron.

El estudio se basa en datos de 75.680 mujeres y los investigadores analizaron los efectos del consumo de frutos secos (como las nueces, las avellanas, nueces de macadamia, pacanas pistachos y las almendras) en todas ellas, ¡y encontraron buenos resultados! Además de la disminución del riesgo de cáncer, el estudio refleja que estas mujeres tendían a pesar menos que los no comedores de frutos secos.

El consumo de frutos secos también se ha asociado con una disminución de los riesgos de enfermedades del corazón, síndrome metabólico y diabetes tipo 2, ¡tienen muchos beneficios estas pequeñas meriendas!



Deja tus comentarios aquí: