Los maridajes de la cerveza y la gastronomía

Por Cerveceros Latinoamericanos

Para Empresas Polar pertenecer a Cerveceros Latinoamericanos desde su negocio de Cervecería Polar es símbolo, entre otras cosas, del compromiso con la promoción de patrones de consumo de cerveza más saludables y responsables. En aras de compartir con ustedes los contenidos más recientes de esta asociación sin fines de lucro que representa a la industria cervecera en toda Latinoamérica, hacemos extensivo uno de sus últimos trabajos publicados, cuya autoría pertenece a Cerveceros de España.

En el mundo de la gastronomía se trabajan los maridajes entre alimentos y bebidas buscando diferentes sensaciones de sabores y aromas. Existen tantas variables que es difícil hablar con exactitud del maridaje, la unión íntima y armónica entre dos elementos.

Un elemento poco utilizado en estas combinaciones es la cerveza, pese a ofrecer infinitas posibilidades de maridajes y combinaciones a través de las bondades de sus ingredientes. La cerveza no es sólo una bebida refrescante sino también un versátil ingrediente gastronómico con amplias variaciones en aromas y sabores. Sus múltiples elementos son un complemento ideal para interactuar con alimentos variados. Combinando la cerveza de manera adecuada, podemos realzar el aroma de la bebida y potenciar la gran gama de sabores de los platos. La meta es la de crear un maridaje que respete la estructura de la cerveza, el plato y el trabajo del chef.

El mundo de la gastronomía encierra un sinfín de matices que esconden el verdadero sentido del placer de la degustación. No existen reglas, explicaciones científicas, ni razonamientos técnicos que revelen por qué muchas combinaciones pueden ser gloriosos puntos de encuentro entre el placer de comer y el placer de beber. Sin embargo, hay que dejarse llevar por la intuición y el gusto personal de cada uno.

maridajeEn esta guía se recogen algunas sugerencias que nos ayudarán a descubrir los maridajes entre la cerveza y la gastronomía:

  • Los escabeches, por la acidez del vinagre. Perfectos con cervezas ligeras y de mayor cuerpo.
  • Comidas con las salsas agridulces (cocina oriental). Cervezas ligeras.
  • Muy especiadas (cocina mexicana). Ligeras y frescas.
  • Los platos en los que abunda el tomate, por su acidez. Ligeras.
  • Los picantes, o lo platos especiados con pimentón y ajo. La cerveza aguanta la agresión de estos aderezos. Cervezas ligeras.
  • Las mostazas. Cervezas de gusto suave y sabor más intenso.
  • Los ahumados y marinados. Encuentran en las cervezas ligeras y de mayor cuerpo el contrapunto perfecto.
  • Las verduras amargas y ácidas (espárragos, alcachofas, calabacines…). Cervezas de sabor intenso.
  • Todas las ensaladas, tanto las aderezadas con vinagre como las amargas y especiadas. Cervezas ligeras y de cuerpo medio.
  • Los platos grasos en general, porque la cerveza «limpia» la boca. Mejor con las cervezas claras y ligeras.
  • Las carnes a la brasa. Cervezas de cuerpo medio.
  • Los embutidos cocidos y ahumados. Cuerpo medio y aromáticas.
  • Con preparaciones que lleven chocolate, por los aromas persistentes que no soportan el exceso de alcohol. Con cervezas frescas y suaves.
  • Platos en los que se sirva el huevo con la yema líquida. Cervezas ligeras y suave.
  • Pescados azules, por la fuerza del sabor y la grasa. Cervezas de amargor suave.

Fuente: www.cerveceroslatinoamericanos.com/ Guía práctica para encontrar las mejores combinaciones tomado de Cerveceros de España



Deja tus comentarios aquí: