Los mejores consejos para alcanzar la libertad financiera

Los mejores consejos para alcanzar la libertad financiera

Todo el mundo busca ser independiente económicamente. Pero, hay que tomar unas decisiones para disfrutar de esta vida y de una economía sana.

¿Cuándo comenzar a pensar en esa libertad? Tus 20 años pueden ser la mejor edad para empezar a trazar lo que puede ser tu vida, siempre con objetivos para el futuro pero sin olvidar el presente.

En este artículo te dejamos los consejos para mejorar tu cartera:

1. Aprende a invertir:

A person sitting on a pile of coins

Description automatically generated with medium confidence

Ahorrar es un gran paso para tu economía financiera, pero invertir también lo es. De hecho, verás los beneficios a medio-largo plazo. Por ejemplo, puedes empezar a comprar acciones para saber cómo es este proceso, además de ser muy sencillo.

eToro es una plataforma perfecta para comenzar a ganar dinero y gracias a la crisis, se ha aumentado el interés por los activos digitales.

2. Empieza a ahorrar desde ya: Desde pequeños nos enseñan a ahorrar, pero una vez que ganamos un sueldo, nos cuesta guardarlo. Por eso, es importante educarnos en ahorrar. Hazlo desde ya para tener ese colchón de dinero (no debajo, sino en el banco) para cualquier imprevisto.

¿Y qué mejor manera de ahorrar que conseguir cosas gratis? Pues sí, desde muestras gratuitas hasta ropa. Hay muchas maneras en Internet de conseguir artículo y regalos hasta en tu día de cumpleaños por unos desconocidos.

3. Planea tu jubilación: Vaya, pero qué hago pensando en esto ahora. Eso te preguntarás pero nada más lejos de la realidad. La vida pasa sin que te des cuenta y cuando abras los ojos, ya estarás a unos años de la jubilación. Lo cierto es que las pensiones están en peligro, tal y como las conocemos ahora. Por eso, en vez de dejarte llevar, planifica cómo va a ser a tu pensión con los planes de ahorro y de pensiones que existen. Luego, no te arrepentirás.

4. Vigila tus gastos: Lo más importante es la motivación y, por eso, ve vigilando todos tus ingresos y, sobre todo, gastos a través del móvil. Hay muchas apps que se están dedicando a eso y que te dirán con detalle en lo que estás gastando y en lo que puedes ahorrar, incluso más.

5. Cuidado con el gasto hormiga: Sí, esos cigarros diarios, el café y algún que otro Kitkat. Crees que son gastos “tontos”, pero a la larga, puede suponer un gran ahorro.

Este gasto hormiga, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), puede representar entre el 9 y el 12% de los ingresos.

6. Procura que tu hipoteca dure lo menos posible:

A picture containing text, tree, outdoor

Description automatically generated

Ya te has metido en una hipoteca y crees que vas a tener que pagar todo en 30 años. Pero no, puedes hacer tu propio plan para pagar. Lo importante es que te lo quites antes, si puedes, para reducir los intereses.

7. Asume riesgos: Es difícil, pero es importante que empieces a asumir riesgos que sean adecuados. Por ejemplo, pedir dinero pero para que sea invertido en algo que creas que va a reportar dinero posteriormente o ganar algún “sponsor” que apueste por ti.

8. Compra libros de educación financiera: Os estamos dando consejos para tener una libertad financiera, pero también lo que debes hacer es invertir en eso. Lee libros, escucha tutoriales o podcasts. También pregunta a expertos para saber cómo rentabilizar todo lo posible tus finanzas y que sea por tu propio conocimiento.

9. Cuidado con el crédito:

A picture containing text, person, hand, businesscard

Description automatically generated

En caso de tener una tarjeta de crédito, debes tener cuidado con el gasto, que no se automáticamente como ocurre con el débito. Usa este crédito que tienes para comprar productos de precio alto, como una televisión, y que puedas pagar en tres meses, por ejemplo. Pero no lo hagas para adquirir vicios o esos gastos hormiga.

10. Un presupuesto y unos objetivos en la vida: Para terminar, siéntate, si es posible con la calculadora, y empieza a escribir en una libreta los objetivos que tienes a corto, mediano y largo plazo. Ponte un límite económico y haz todo lo posible para lograrlo, pero siendo realista. En ese momento de reflexión, piensa también en lo que vas a hacer en la vida para decidir si ahorrar para invertir.

Imagen de Nattanan Kanchanaprat en Pixabay

Este post forma parte de los contenidos patrocinados por Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: