Los Nobel IG de nuevo

Ya una vez le conté de la entrega de premios a aquellas investigaciones formales que por decir lo menos, se ocupan de cosas triviales o hasta del todo idiotas. Bueno, ya llegamos a la época del año en la que se evalúan y premian los candidatos del 2013, que ya llegaron a 9.000 postulados. A continuación les contaré de los premiados más interesantes.

El premio en física lo ganó el equipo liberalizado por Kiyoshi Mabuchi de la Universidad de Kitasato, Japón, quien por fin despejó una de las dudas fundamentales que ha tenido la humanidad: ¡el coeficiente de fricción de la concha de cambur! Todos hemos visto innumerables escenas de películas en las que alguien pisa un cambur e inmediatamente sale disparado. Bueno, finalmente con la ayuda del Prof. Mabuchi hemos logrado entender perfectamente la física del resbalón, quien tuvo la inspiración de hacer las mediciones por medida doble: ¡entre el zapato y el cambur y entre el cambur y el piso!

_77678289_toastEn neurociencia el premio se le otorgó al Prof. Kang Lee de la Universidad de Toronto por el estudio del cerebro de las personas que ven la cara de Jesucristo en el pan tostado. A ver, vamos por partes, lo primero que tenemos que aclarar es que hay gente que ve cosas: fantasmas, aparecidos, pajaritos que hablan y… la cara de Jesucristo en el pan tostado. Por cierto, que esa tendencia hasta tiene nombre: pareidolia.

El caso es que el equipo del Prof. Lee agarró a un grupo de esta gente, les metió la cabeza en un equipo de resonancia magnética, empezaron a enseñarle imágenes y descubrieron que las mismas partes del cerebro que se “iluminan” cuando ven una cara real, se ilumina también cuando ven una cara imaginaria. El profesor explicó que el reconocimiento de caras está firmemente amarrado en el cerebro, pero que lo que usted ve, depende de sus creencias y expectativas. Así pues, en el mismo pan en que los visionarios cristianos ven la cara de Jesucristo, los visionarios budistas ven la cara de Buda.

El premio de psicología se lo ganó en Prof. Peter Johanson de la Universidad de Western Sydney, Australia por haber acumulado gran cantidad de evidencia de que las personas que se levantan tarde son más creídas, más manipuladoras y más psicopáticas que los que se levantan temprano. Ya saben, mis queridos lectores, fíjense entre los suyos en quien se se levanta tarde y no se dejen manipular.

El premio en arte se lo ganó Marina de Tommaso de la Universidad de Bari en Italia por la medición del dolor relativo que sufre una persona cuando mira una pintura fea. ¿Qué tal? ¿Dolor por mirar una pintura fea?, bueh… si ella lo dice…

Bueno mis queridos lectores, espero haberlos distraído un rato con las locuras (o no tanto) de la ciencia. La verdad sea dicha que aprender algo siempre es importante y a veces hay que llenar pequeños huecos (como el coeficiente de fricción del cambur) y aunque nos parezca nimio, alguien hizo un esfuerzo por hacerlo y merece ser premiado.



Deja tus comentarios aquí: