Lunes sin carne: berenjenas parmesanas

Lunes sin carne: berenjenas parmesanas

Si la Nonna jamás te dio el secreto de este plato esencial en el recetario italiano, acá tienes una versión sencilla de Mark Bittman. Sus ingredientes son nobles y al salir del horno irresistibles: berenjenas, tomate, albahaca y queso. Dicen que el nombre de la receta viene del queso parmesano, o quizás de la región de Parma. Incluso leí que podría ser por las “parmicianas” o persianas de las ventanas que podrían recordar las rodajas de berenjena.

Oriundas de India, las berenjenas tienen más de 4 mil años alimentando a la humanidad. Ayudan a reducir el colesterol y podrían tener propiedades anticancerígenas. Sumadas a los tomates con su carga de vitamina C y antioxidantes y las proteínas que aporte al queso, ofrecen una cena o almuerzo completo. En esta receta no faltan las grasas, tanto en el aceite para freír como en el queso, así que no califican como “receta dietética”. Pero si tomas una ración pequeña, no hay culpas. Destapa una botella de Chianti si es posible: resulta ideal para el corazón.

Y si te gustan las berenjenas, tenemos otras recetas en Inspirulina. ¡Pruébalas todas!
 

INGREDIENTES

2 berenjenas medianas-grandes (entre un kilo y 1 ½ )

Sal.

Aceite de oliva suficiente para freír.

Harina de trigo.

Pimienta negra recién molida.

2 tazas de salsa de tomate (abajo tienes una receta rápida)

2 tazas de queso mozzarella rayado.

1 taza de queso parmesano.

30 hojas de albahaca.
 

PREPARACIÓN

1.- Pela las berenjenas si tienen la piel gruesa o si no están muy firmes. Córtalas en ruedas de poco más de un centímetro y agrégales sal.

2.- Precalienta el horno a 350 F. Vierte 3 cucharadas de aceite en un sartén a fuego medio. Cuando esté caliente, pasa las ruedas de berenjena por harina para cubrirlas y sacúdeles el exceso. Fríelas en el sartén, pero no todas a la vez (deberás hacerlo por lotes). Cocínalas de 3 a 4 minutos por lado hasta que estén doradas. Sécalas en papel. Puedes agregarle pimienta mientras las fríes. Vierte más aceite de ser necesario.

3.- Aceita un molde y agrega un poco de salsa de tomate. Coloca una capa de rebanadas de berenjenas, luego una capa delgada de quesos y finalmente unas hojas de albahaca. Repite hasta que los ingredientes se acaben. Esparce un poco de parmesano para cubrirlo todo.

4.- Hornea por unos 20-30 minutos o hasta que el platillo esté hirviendo a borbotones. Sácalo del horno y agrégale albahaca picadita. Sírvelo caliente o a temperatura ambiente.
 

NOTA:

Para hacer una salsa de tomate rápida, acá tienes una receta de Mark Bittman que se prepara en 20 minutos.
 

3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen.

1 cebolla mediana, picada.

Una lata de tomates de 650 gr. o más.

Sal y pimienta.

Perejil o albahaca picadita.
 

1.- Vierte el aceite de oliva en un sartén a fuego medio. Sofríe la cebolla por 2-3 minutos. Agrega los tomates con sal y pimienta.

2.- Cocina hasta que la salsa espese, entre 10-15 minutos. Pruébala, agrégale las hierbas y ajusta la sazón.



Deja tus comentarios aquí: