Lunes sin carne: cebada con vegetales rostizados

Lunes sin carne: cebada con vegetales rostizados

Para muchos de mis amigos la única forma de alimentarse con cebada es tomando cerveza o whisky. Más allá de las consecuencias para la cabeza, el hígado y la cintura de esta dieta líquida, la verdad es que esta resulta una forma muy limitada de pensar en este cereal de alto poder alimenticio y capaz de saciar el apetito más voraz. Aquí lo tienes combinado con vegetales para explotar todo su poder alimenticio y su sabor.

La cebada aporta una buena dosis de fibra, proteínas, calcio, fósforo y potasio, con unas bajas cantidades de grasas y sodio. Resulta muy beneficiosa para el corazón y el sistema nervioso. Combinada con el aceite de oliva, los tomates y las berenjenas, el resultado es un platillo cargado de energía y buenos nutrientes.

INGREDENTES

800 gr. de berenjenas en cuadritos.

4 tazas de tomates picados (los ideales son los pequeños, tipo cherry, cortados por la mitad)

1 pimentón amarillo en cuadros.

¼ de taza, más dos cucharadas de aceite de oliva.

1 ½ cucharadita de sal.

1 cebolla roja, picadita.

2 cucharaditas de comino molido.

1 cucharadita de semillas de cilantro molidas.

¼ – ½ cucharadita de pimienta de cayena.

1 ¼ tazas de cebada perlada.

3 tazas de agua.

2 cucharadas de jugo de limón.

1 cucharadita de ajo finamente picado.

1 cucharadita de miel o néctar de agave.

½ taza de albahaca fresca picada.

½ taza de queso feta desboronado (u otro queso blanco salado)

Un par de puñados de arúgula u hojas de espinaca bebé.


PREPARACIÓN

1.- Precalienta el horno a 425º F (220º C) y coloca una rejilla en la posición media.

2.- En un molde para hornear, combina las berenjenas, tomates y pimentón con las 2 cucharadas de aceite y ½ cucharadita de sal. Rostiza los vegetales hasta que estén dorados y blandos, unos 25 minutos. Revuélvelos a mitad de cocción.

3.- Calienta 2 cucharadas de aceite en una olla a fuego medio/alto. Agrega la cebolla y cocina hasta ablandarla. Agrega el comino, cilantro, pimienta de cayena y ½ cucharadita de sal y revuelve por 1 minuto. Agrega la cebada y cocina revolviendo bien, hasta que esté cubierta por el aceite, un minuto o más. Agrega el agua y lleva a un hervor.

4.- Reduce la llama y deja hervir a fuego lento, tapado, hasta que el líquido haya sido absorbido y la cebada esté tierna, unos 30 o 40 minutos. Retira la olla del fuego, sin destapar, y déjala reposar por unos 5 minutos. Transfiere la cebada al molde donde rostizaste los vegetales, combina todo y deja reposar unos 20 minutos.

5.- Bate a mano el jugo de limón, ajo, miel, la ½ cucharadita de sal restante y el aceite. Vierte la mezcla sobre la cebada con los vegetales, y agrega el queso y la albahaca. Combina.

6.- Arregla las hojas de arúgula o espinaca en el fondo de un bowl o fuente. Sirve la cebada con vegetales y decora con hojas de albahaca, si deseas.



Deja tus comentarios aquí: