Lunes sin carne: ensalada de habas gigantes

Lunes sin carne: ensalada de habas gigantes

Los granos son una fuente excelente de proteínas y minerales y lo mejor es que existen muchas formas de prepararlos. En esta receta tomada del blog de Enriqueta Lemoine, Savoir Faire, los placeres del paladar te decimos cómo hacer una receta fresca para los días de calor. Dice Enriqueta que esta ensalada está inspirada en las que se preparan en las cocinas libanesas e italianas. Lo mejor de todo es que si la mantienes refrigerada puede durar hasta 10 días y convertirse en una opción para los almuerzos o cenas de la semana ganando sabor al pasar de los días.

Ingredientes para 8 porciones

habas-gigantes

½ kilo de habas gigantes
½ cebolla mediana cortada en dos
1 pimiento rojo picadito (aquí usé una mezcla de pimientos bebé rojos, naranjas y amarillos, solo por el colorido)
1 cebolla mediana picadita
1 diente de ajo picadito
½ taza de aceite de oliva extra virgen
¼ de taza de vinagre de manzana
¼ de taza de agua
3 cucharadas de perejil fresco picadito
2 cucharaditas de sal marina gruesa
Pimienta blanca recién molida

Preparación

Enjuaga las habas y ponlas en una olla con agua que las cubra. Agrega la cebolla cortada en dos y una cucharadita de sal. Cocínalas a fuego mediano hasta que estén tiernas, unos 40-50 minutos (el secreto es no cocinarlas de más para que mantengan la belleza de su forma intacta). Retíralas del fuego y déjalas enfriar. Descarta la cebolla.

En una ensaladera, haz una emulsión con el aceite, el vinagre y la sal. Agrega el agua y mezcla bien. Añade la cebolla, ajo, pimentón y perejil, el resto de la sal y la pimienta a la vinagreta. Pon las habas en una ensaladera y báñalas con la vinagreta. Cúbrelas y refrigéralas. Yo siempre las dejo por lo menos dos días en la nevera antes de servirlas.

En una variación puedes ponerle también tomates y quizás aceitunas negras.



Deja tus comentarios aquí: