Lunes sin carne: ensalada de papas dulces y quinoa

Lunes sin carne: ensalada de papas dulces y quinoa

Decir que la quinoa es un supergrano es quedarse corto. Cultivada por los incas en épocas precolombinas, tiene 50% más proteínas que la mayoría de los granos y en ese sentido es equivalente a la soja. La Organización Mundial de la Salud ha comparado la quinoa con la leche en términos nutricionales, y lo mejor es que este grano no contiene gluten, es muy versátil y resulta fácil de preparar.

Por su lado la papa dulce, llamada también boniato, camote o batata, es una fuente natural de potasio y vitamina B. Se cultiva en más de 100 países y su sabor dulzón es muy agradable.

Esta receta que hoy compartimos aparece en el libro “Cómo cocinar todo vegetariano” de Mark Bittman. Prepararla toma 40 minutos, y como incluye carbohidratos, proteínas y fibra, es una ensalada que puedes servir como el plato principal de una cena ligera. Rinde para cuatro personas, pero no te confíes, porque cuando se sirve, se me duplica el apetito.

Ingredientes

2 ½ tazas de quinoa cocinada o 1 taza de granos crudos

1 papa dulce grande (250 gr)

Sal

1 pimentón rojo sin semillas y picado en cuadritos

¼ de taza de charlota o cebolla roja picada en cuadritos muy pequeños

Pimienta negra fresca

¼ taza de aceite de oliva

2 cucharadas de vinagre balsámico o de vino rojo

¼ taza de hojas de perejil

Preparación

1.- Si la quinoa está cruda, cúbrela con al menos tres dedos agua y sal en una olla y déjala hervir hasta que estén blandas, como si cocinaras arroz. No hay mayores misterios. Si ya está lista y sobra líquido, simplemente pásalas por un colador.

2.- Pela las papas dulces y córtalas en cuadritos de un centímetro. Cocínalas en agua con sal por unos 15 minutos.

3.- Combina la quinoa, las papas, el pimentón y las charlotas o cebollas rojas. Sazona con sal y pimienta. Mezcla bien el vinagre y el aceite y agrega la mitad a la ensalada. Pruébala. Agrega más si le hace falta. Dale más color con el perejil, y si lo deseas, sírvela sobre una cama de lechugas.

Si quieres probar esta ensalada al estilo de suroeste de los Estados Unidos, Mark Bittman sugiere agregarle un aguacate picado en cuadritos al momento de combinar la quinoa y las papas dulces. Para darle un picor, ¼ de cucharadita de pimienta de cayena o polvo de chile será suficiente. Añadirle semillas de calabaza es buena idea. Sustituir el vinagre por jugo de limón le da mayor frescor y también puedes usar cilantro en lugar de perejil.



Deja tus comentarios aquí: