Lunes sin carne: farfalle con pesto de tomates secos y almendras

No solo de lechuga vive el ser humano, y mucho menos los vegetarianos. Si tienes ganas de un plato de pasta con buena combinación de calorías, proteínas y los famosos omegas, esta receta es perfecta. La tomé del delicioso blog de Enriqueta Lemoine, Savoir Faire, los placeres del paladar. Me atrajo la combinación del tomate seco con la albahaca, y lo mejor, es que toma menos de 20 minutos en llegar a la mesa.

Esta pasta se puede servir tibia (como hizo Enriqueta) pero también podrías disfrutarla fría como ensalada. Rinde de 6 a 8 porciones y es casi a prueba de neófitos en la cocina.

Si te provocan otras recetas con pasta, prueba estos gnocchis de José Baig y si deseas algo más de inspiración italiana, acá tienes una sopa minestrone con pesto. Aunque nada tan sustancioso como esta lasagna vegetariana. ¡Buen provecho!


Pesto-tomates-secosINGREDIENTES

1 paquete de pasta farfalle (lacitos)

½ taza de tomates secos en aceite de oliva, escurridos.

½ taza de almendras rostizadas.

2 tazas de hojas de albahaca.

4 dientes de ajo.

1/3 de taza de queso parmesano rallado.

¼ taza de aceite de oliva extra virgen.


pesto-tomates-secos-2PREPARACIÓN

1.- Pon a hervir el agua para la pasta.

2.- En un procesador de alimentos, combina los tomates, almendras, albahaca, ajo y un poco de aceite de oliva. Mientras procesas la mezcla, ve agregando el resto del aceite hasta obtener una contextura pastosa, pero que conserve ciertos trozos de los alimentos (no es puré).

3.- Vierte el pesto en un bowl, agrega el queso y mezcla bien.

4.- Mientras tanto ya el agua debe estar hirviendo y la pasta cocinándose hasta que esté al dente. Cuélala y guarda una taza del agua. Si deseas detener la cocción, deja correr un poco de agua fresca sobre la pasta y cuélala de nuevo.

5.- En un bowl grande mezcla el pesto con la pasta y agrega un poco de agua hasta el punto en que bañe la pasta (pero sin ahogarla)



Deja tus comentarios aquí: