Lunes sin carne: Minipizzas de coliflor

Te gusta el coliflor o no te gusta. Para quienes son amantes de este alimento tan versátil encontramos esta peculiar y divertida forma de comerlo. A pesar de que muchos lo evitan es un vegetal con increíbles beneficios para la salud ya que contiene antioxidantes, es antiinflamatorio, diurético y depurativo, algunos especialistas lo recomiendan mucho a las mujeres embarazadas por ser una muy buena fuente de acido fólico y como si fuera poco ayuda en la digestión y protege el corazón.

Sin más preámbulos, les dejamos la receta y preparación de estas deliciosas pizzas a base de coliflor que compartimos desde tablespoon.com

Ingredientes:

1 coliflor grande cabeza (aproximadamente 4 tazas en tiras)

2 huevos grandes

3 tazas de queso mozzarella rallado

1 cucharadita de orégano seco

1 cucharadita de albahaca seca

2 cucharaditas de ajo en polvo

Salsa para pizza

1 taza, 12 hojas de albahaca fresca

1 tomate, cortado en 12 rondas

1/4 taza de queso parmesano rallado finamente

Ahora la preparación:

Con un rallador o en un procesador de alimentos tritura el coliflor, toma las 4 tazas y lo demás guárdalo de reserva en la nevera o en el congelador para futuras pizzas. Cocina el coliflor en el microondas en un recipiente grande apto para microondas durante ocho minutos, luego déjalo enfriar por diez minutos. Añade los huevos, las dos tazas de queso mozzarella rallado, el orégano, la albahaca y el ajo en polvo, revuelve para combinar.

Precalienta el horno a 450° F. Engrasa ligeramente dos bandejas (o moldes para pizza) divide la mezcla en doce bolas. Coloca las bolas en las bandejas y con palmaditas aplástalas hasta que queden finitas (unos cuatro centímetros). Llévalas al horno quince minutos hasta que estén doradas (puedes dejar que el borde quede tostadito). Retíralas del horno. Cubre cada minicorteza con salsa para pizza, las hojas de albahaca, mozzarella, el queso parmesano y las rodajas de tomate. Vuelve a cocinar las pizzas hasta que el queso se derrita y los tomates estén ligeramente tostados, unos cinco minutos. Retira del horno y deja enfriar cinco minutos antes de servir. ¡Buen provecho!



Deja tus comentarios aquí: