Lunes sin carne: Risotto de quinoa, calabaza y pasas

Lunes sin carne: Risotto de quinoa, calabaza y pasas

Una deliciosa y nutritiva receta que tomamos del blog elrincondeltenzo.blogspot.com.es

Ingredientes:

2 cebollas tiernas, pueden utilizarse otro tipo de cebollas

1/2 calabaza, esta medida sólo es orientativa, puesto que el tamaño de la calabaza puede variar

1 taza de quinoa

1/2 taza de pasas

2-3 hojas de col rizada

Perejil fresco

Aceite de sésamo virgen

Sal marina atlántica (no refinada)

Orégano

1 vaso de leche de avena

Preparación:

1. En primer lugar, coceremos la quinoa, siendo la forma perfecta una medida de quinoa por dos de agua. Ponemos el agua en una olla junto con un poco de sal y cuando comience a hervir, tiramos la quinoa previamente lavada con agua fría. Cuando recupere la ebullición bajaremos el fuego al mínimo, taparemos y coceremos durante veinte minutos sin destapar.

2. Mientras se cocina la quinoa, cortaremos la cebolla en cuadrados muy pequeños, así como las hojas de col y la calabaza que también trocearemos con esmero en pequeñas porciones.

3. En una sartén pequeña ponemos un chorro de aceite de sésamo, subimos el fuego y cuando caliente tiramos la cebolla troceada, removiéndola sin para durante unos diez minutos, hasta que la misma quede casi transparente. ponemos un poco de sal y añadimos los trozos de la hoja de col previamente cortada, removiendo todo durante unos cinco minutos más.

4. Pasado este tiempo, en una sartén, ponemos una pizca de aceite de sésamo y tiramos en su interior la mezcla de cebolla y col previamente cocinada, más los trozos de calabaza, un puñado de pasas, un poco de perejil fresco, un poco de oregano y una pizca de sal. Tapamos y cocinamos a fuego lento durante unos diez minutos.

5. Destapamos y añadimos la quinoa previamente cocida, removiendo toda la mezcla y añadiendo como toque final el vaso de leche de avena, más una pizca más de sal. Removemos toda la mezcla y tapamos nuevamente, cocinando todo durante unos diez minutos más.

6. Cuando termine este tiempo, ya podemos servir directamente en un plato o presentarlo mediante la ayuda de algún molde, para darle la forma.

¡Buen provecho!



Deja tus comentarios aquí: