Lunes sin carne: tamales de caraotas negras y picadillo

Al ver esta receta podrían pensar que es complicada, por los tantos pasos a seguir, pero esta podría ser una de esas recetasmmuy nutritivas, en las que inviertes todo un domingo en la cocina pero que pueden salvarnos del hambre repetidas veces en épocas de corredera. Estos tamales pueden estar congelados hasta 2 meses y solo con calentar en agua hirviendo están ¡listos para comer!

Para 6 tamales medianos

Masa

1 taza de harina de maíz

1 taza y media de caldo vegetal

sal al gusto

 

Para las caraotas

1/2 taza de caraotas

4 ají dulces

1 cebolla pequeña

1 cucharadita de comino

2 gajos de ajos medianos

sal al gusto

 

Para el picadillo

1 tomate grande

media cebolla (morada es deliciosa)

4 ramitas de cilantro

jugo de 2 limones

un chorrito de aceite

sal al gusto

1/2 vaso de agua potable

Para esto solo debemos cortar todos los ingredientes en pedacitos muy pequeños y mezclar en un bowl y refrigerar.

Preparación

Recomiendo un caldo para la masa, porque esto le aportara mucho sabor. Este caldo suelo hacerlo con cebolla, muuuucho cilantro, ají dulces picados a la mitad, dientes de ajos y todas las partes verde, del cebollín y ajo porro (que no solemos usar). Solo dejamos hervir esto a fuego medio. Luego este caldo lo mezclamos con la harina y agregamos sal al gusto. Les recomiendo no dejar la masa tan suave para que pueda servir de soporte al poner las caraotas.

Para las caraotas sugiero un remojo de por lo menos 2 días con mucha agua y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Hervirlas hasta que estén muy blandas y con la cebolla, el ajo y los ají dulces (cortados en pequeños trozos) hacer un sofrito que luego licuaremos con las caraotas y hacemos un puré. Estirar la masa en forma circular y rellenar con el puré de caraotas y envolver. Para cocinar estos tamales podemos recubrirlos con hojas de platano, maíz o papel aluminio. Hervir por 25min a fuego medio.



Deja tus comentarios aquí: