Mafalda llega a Inspirulina

El caricaturista argentino Joaquín Lavado es el creador de un personaje que sigue vigente en la mente de todo adulto contemporáneo, porque a sus cincuenta  años de su publicación sigue sacando al más circunspecto de la sociedad una pícara sonrisa.

Mafalda es una nena terrible, simpática y atrevida, que vive en la argentina de mediados de los 60 y principios de los 70. Es nacida de una típica familia de buenos aires (porteña) de clase media. Esta niña, como todas, tiene una familia y unos amigos que forman su pandilla. Va a la escuela y, en verano, cuando le salen las cuentas a su papá, va de vacaciones. Pero Mafalda no es una niña como otra cualquiera. Humilde y comprometida con las etnias, le preocupa el mundo, y no entiende como los adultos pueden llevarlo tan mal. Es famosa en el mundo entero por la gracia de sus preguntas.

Al igual que los años no pasan por ella, tampoco sus reflexiones sobre política o derechos humanos han perdido vigencia. Es más, en la situación actual parece que cobran más sentido que nunca y seguro que diría una de sus frases más populares como la de «paren el mundo, que me bajo».

Y Uds.  Que piensan de cómo está la vida y sus situaciones cotidianas que pudieran estar difíciles por decirlo de alguna forma: ¿quieren parar el mundo y bajarse?

 

Lic. Brigitt de Sánchez



Deja tus comentarios aquí: