¿Malagradecidos en acción de gracias?

Esta semana se celebra en Estados Unidos el conocidísimo Día de Acción de Gracias, una fiesta nacional que busca lograr que, en medio de tantas dificultades que enfrentamos a diario, podamos dedicar un momento a pensar en las cosas positivas que tiene nuestra vida.

Ojalá puedas sentirte completamente fuera de este grupo, pero creo que la mayoría de nosotros caemos muy seguido en la categoría de “malagradecidos”. Confieso que mientras escribo esto, siento la carga de un día frustrante, donde no todo me salió como quería. Ahora me veo en la obligación de sacar de mi mente las cosas negativas que me han ocurrido y comenzar a observar tantas otras bendiciones de las que mi vida está llena.

Yo no quiero ser uno de los “malagradecidos” – y mucho menos en Acción de Gracias – pero además quiero asegurarme de que tú tampoco lo seas. Por eso comparto contigo 3 claves que podemos utilizar para que una fecha como ésta tenga el valor que merece:

  • malagradecidos¡Expresémonos! Atrevámonos a ser un poco más expresivos con las personas especiales de nuestra vida.  Nunca está de más expresar un “te quiero”, un “gracias”, un “eres lo máximo”, cuando lo sentimos de corazón. Acción de Gracias es una fecha perfecta para practicarlo y sentirnos más cómodos usando estas expresiones en nuestro día a día.
  • ¡Acerquémonos! Siempre hay personas en nuestra vida con las que no hablamos hace tiempo. A veces ocurre por simple distancia geográfica y en ocasiones por problemas que han ocurrido entre nosotros que nos han alejado emocionalmente. Esta es una época perfecta para cambiar la dirección de las cosas con esas personas y comenzar un nuevo acercamiento físico o virtual.
  • ¡Agradezcamos! No importa cuántas cosas malas nos estén ocurriendo, hay bendiciones muy básicas que definitivamente tenemos que agradecer. Piensa en cuántas personas hoy no tienen nada que comer, no tienen un techo bajo el cual dormir o simplemente no tienen la capacidad de leer o caminar. Ésta es una forma práctica de caer en cuenta de algo que – sin saber quién eres – sé con seguridad sobre ti y sobre mi: nuestras bendiciones superan grandemente a nuestras dificultades.

Por cierto, ¡Gracias por leerme y dejar tus comentarios y agradecimientos de “Thanksgiving” aquí!



Deja tus comentarios aquí: