¿Es malo comer frutas después de la comida?

¿Es malo comer frutas después de la comida?

Hay algunas dietas que recomiendan comer las frutas separadas del resto de las comidas
(comerlas solas, o comerlas antes de otras comidas, pero nunca después) diciendo que, si se
comen con otros alimentos, las frutas se pudrirán en el intestino y producirán problemas de salud
y aumento de peso. ¿Esto tiene algo de cierto?

La fruta contiene fibra, un tipo de carbohidrato que no se digiere. Como no podemos absorberla,
la fibra se queda en los intestinos y pasa allí de 48 a 72 horas, que es el tiempo promedio que
demora un alimento en atravesar todo el tubo digestivo, desde que lo consumimos hasta que lo
evacuamos. Durante ese tiempo, la fibra es fermentada por las bacterias intestinales, que forman
parte de nuestra microbiota intestinal beneficiosa. Esta fermentación es el proceso por el cual las
bacterias se alimentan. De manera que la fibra y otros componentes de la fruta sirven de alimento
para nuestra microbiota. ¡Esto es positivo! Porque la microbiota juega un papel súper importante
en nuestra salud y en el control del peso.

Entonces la fruta no se “pudre” en el intestino, sino que se fermenta. Y eso ocurre
independientemente de que la hayamos comido sola o con otros alimentos, porque los demás
alimentos sí serán digeridos y absorbidos incluso antes de que la fibra llegue a la parte final del
tubo digestivo que es donde se va a fermentar.

La fruta también tiene fructosa, un tipo de azúcar que puede producir problemas intestinales a
ciertas personas que son sensibles. Las personas que notan gases, acidez, reflujo, o problemas
digestivos en general deben evitar el consumo de mucha fruta o verdura cruda, y privilegiar
comerla cocida ya que de esa forma se digiere más fácilmente. Pero, de nuevo, esto es
independiente de si la comen sola o no.

Por último, comer fruta sola puede producir una subida de insulina mayor que si se come
acompañada de otros alimentos. Si tienes sobrepeso u obesidad, o tienes resistencia a la insulina o
problemas para regular los niveles de azúcar, es preferible comer fruta junto con alguna fuente de
proteína o de grasas, o comerla de postre, para evitar que genere un pico muy pronunciado de
azúcar en la sangre. Esto ocurre sobre todo con las frutas que son muy dulces o que están muy
maduras, que son las que tienen mayor cantidad de azúcar (fructosa y glucosa). En este artículo
puedes cómo comer fruta para bajar de peso.

Como ves, es completamente falso que no puedas comer fruta junto con otros alimentos, y es una
de esas recomendaciones absurdas tan comunes en las dietas milagro que no tiene absolutamente
ningún sustento científico. Lo que debes hacer es aprender a entender tu cuerpo y comer de una
forma que te permita darle todos los nutrientes que necesita. Es eso lo que te ayudará a lograr
una buena salud y alcanzar un peso saludable con el que te sientas feliz.



Deja tus comentarios aquí: